Salir con un agnóstico

Pero tengo con todo el honor de saludaros. No pretendo interpretar el Evangelio, pero os suplico a vosotros, cristianos, que lo viváis plenamente, según vuestra fe y la fe de vuestra Iglesia. ¡Sí, os lo pido, vivid el Evangelio! [George Bernanos, Sermón del agnóstico, tomado y adaptado de “Los grandes cementerios bajo la luna”] Cómo salir con alguien que tiene un hijo de una relación pasada. Puede ser desafiante salir con una persona que tenga un hijo de una relación pasada, ya que siempre priorizará a su hijo y deberás aprender a respetar este hecho y apoyarlo. S... pruebas que podrían ser útiles para conocer la existencia de Dios y relacionarse con Él.. El Catecismo nos enseña que: “El agnosticismo reviste varias formas. En ciertos casos, el agnóstico se resiste a negar a Dios; al contrario, postula la existencia de un ser trascendente que no podría revelarse y del que nadie podría decir nada. Bueno más bien que una carta a de un agnóstico a Dios sería mas bien a la religión por lo que veo ( no confundir Dios con las ideas que se tiene de Dios). Curiosamente el Papa dijo hace poco que está mas cerca de Dios el agnóstico que el religiosos rutinario, debido a la intención constante de la b´squeda de la verdad que tiene éste. Citas a alguien con un hijo de una relación anterior se puede canalizar. El niño siempre es la primera y tienes que aprender a respetar y apoyar este.. salir con una persona religiosa Para Heather Caudle, el tema de salir con una persona religiosa hijos todavía es un dilema no resuelto: Ahora tienen dos hijos que ven los puntos de vista contradictorios de sus padres cuando se habla de religión en la casa. Con un cuchillo al rojo vivo se marcó ... Esa noche decidió salir a correr con sus perros por un parque con bosque. ... y antes de eso yo era un agnóstico dispuesto a admitir algún tipo de ... Desde esta perspectiva, definitivamente tiene más “sentido” ser un teísta que un agnóstico. Si ninguna de estas posiciones puede ser probada o desaprobada, parece más sabio hacer cualquier esfuerzo para creer en la postura que puede tener un resultado final eterno e infinitamente más deseable. Es normal tener dudas. Agnosticismo es una doctrina filosófica que afirma que solo podemos extraer conocimiento, especialmente de las nociones relacionadas con el absoluto y con Dios, a partir de nuestras experiencias personales y sus fenómenos afines.. Agnosticismo deriva del griego ἄγνωστος (agnostos) que significa “desconocido”, y hace referencia a la postura de los agnósticos sobre el hecho que ... Para él, «un agnóstico se mantiene en un estado de perfecta duda con respecto a la existencia de Dios». Algo que sólo logra «por medio de recursos que son lógicamente inadmisibles», a saber, cambiando « de terreno cuando la coherencia le exige permanecer firme».

Aquellas veces que vi a la muerte.

2020.08.01 05:57 vicvegajuas_36 Aquellas veces que vi a la muerte.

Supongo que para estar al borde de llegar al 20% de mi vida (suponiendo que no muera antes de los 80) la muerte ha estado muy presente en mi corta vida. Tengo 5 "historias" que creo que valen la pena contar. En cada una el miedo estaba presente, y más que nada en la última. Pero empecemos por el principio.
Si no mal recuerdo, la primera experiencia que tuve fue con algún pez. Siempre he sido un fan de la acuariofilia. Obviamente que a mi temprana edad de 3 o 4 años no podía meter mano en la pecera, ese era un asunto más de mis padres. Pero era el que más la miraba. Vaya, que mi vista estaba perdida en ese tanque lleno de peces coloridos y hermosos. Y sin venir a cuento, miro por donde la vista usualmente no llega, y ahí está... Un pez que le han arrancado la cabeza mientras es devorado por los demás. Por aquellos compañeros con los que compartió su vida. No sabía muy bien qué pasaba, así que lo trataba de ignorar, aun cuando me daba cierto disgusto.
Pero eso solo fue el principio. Me gustaría que, en beneficio de la narrativa pudiera ir subiendo las cosas poco a poco, pero la vida no me dejó. Mi siguiente experiencia fue no un peldaño más arriba, sino un piso.
Vacaciones, en algún punto entre 2009 y 2011. Un pariente lejano fue asesinado a tiros. Yo no sabía quién era, ni siquiera a que familiares debería apuntar la mirada para medianamente comprender a quienes estábamos yendo a visitar al otro lado de país. Un viaje en carretera sorprendentemente divertido de unas 7 horas fue lo primero que me tocó. Hasta hubo una "canción de viaje" (Vuela Vuela, de Magneto. Aunque estoy seguro que realmente me estoy equivocando). Vamos, que por al menos un rato, todo parecía un viaje de vacaciones. Hasta que llegamos a una parte donde un cartel verde enorme anunciaba en una forma medio tenebrosa el nombre de aquel pueblo. Recuerdo que, casi de forma automática, apagaron la música. Pregunté el por qué, y la respuesta fue "Respeto al muerto"
No creo que pueda entender, incluso aun hoy en día el porqué de eso. No creo que ningún muerto pierda el tiempo en ir a regañarte, gritando "¡Apaga tu puta música, o no me muero!" Da igual.
Y la duda en mí no paró. Llegamos a la casa de esas personas una hora después. Me quedé pensando si el muerto me estaba oyendo. Y en el momento que una nota saliera del auto, reviviría o algo. Llegamos a la casa de la madre de este chico, todo era lúgubre. En este hermoso país (México), la muerte es diferente en cada lugar. Hay algunos que celebran casi de forma literal, va medio pueblo, tiran cohetes, sirven comida... y en otros es más ligero. Entierra y vámonos. Esa vez, era lo primero. Dios, pero vaya que era raro. Medio mundo estaba pálido. La madre del chico no la recuerdo mucho, pero era la que mejor se lo tomaba por lo que podía ver. Y ahí estuve, preguntándome si debía estar triste, o normal por una persona que ni siquiera sabía cómo era su cara, pero cuyo cuerpo en medio de la casa, guardado en una caja blanca. (y la vida me enseñaría, casi una década después de lo mal que estaba en sentirme "normal" ante la muerte de un desconocido, pero en un momento vamos a eso)
Siguiente día. Toda la familia está con mejor "ánimo". Era hora de llevar el cuerpo. Llegamos al cementerio, y nosotros nos mantenemos alejados del lugar de la familia. Y la madre, abrió el cajón, miró el cadáver, lloró, y lo cerró. Fue algo corto. Pero mi mente me ponía esa morbosidad de querer ver el cuerpo. Pensaba que aún tenía agujeros, o que estaría sangrando. Cierran finalmente ese cajón, y con una grúa, en un hoyo probablemente hecho en la madrugada, metieron el cajón. Ahí pasaron muchas cosas que pude comprender a medias. Alguien se tira a ese hoyo, lleva una especie de jícara con lo que creo que eran gusanos, y los coloca dentro del ataúd, abriéndolo lo justo para meter eso. Después, a todos nos dan una rosa. Aun me pregunto qué estaba pasando por mi cabeza, pero sentía que era un juego. Quien pudiera tirarla en el mero centro del cajón, ganaba. ¿Por? No lo sé, ideas retorcidas de un niño. Y se acabó. Cuando nos largamos de ahí, ya en la noche, me puse un poco feliz.
Al fin podía escuchar música de nuevo.
El tiempo pasó, e ignorando a la muerte de un perro que convivió con nosotros menos de una semana, y uno que otro pez... todo estaba tranquilo.
Lo más cercano que llegué a ver a eso, fueron mis propios intentos de matarme. No, nunca fue nada peligroso, pero supongo que estuve cerca. Lo peor que me pasó es que me drogué con unas pastillas que ni siquiera sabía para qué eran. Y, ahora que lo pienso, diablos. Tenía unos 9 años cuando eso pasó. En ese momento estaba mal, pero no sé qué me llevó a pensar a hacer eso. Supongo que la idea de que jodería a todos haciendo que no pudieran escuchar música por semanas jeje. Y lo peor no me llegaría, eso sería para la secundaria. Pero eso ya es harina de otro costal, otro costal feo y enorme.
Mi abuela falleció a la mitad de la secundaria. No te engañaré, era una persona que amaba mucho. No solo por la gran persona que era, si no por su relación conmigo. Vamos, que era el nieto preferido (de entre unos 15) y era un honor. Más que nada creo que porque éramos amigos. Buenos amigos...
Todo fue repentino. Esteba en el cine junto a mi papá en una noche de jueves, viendo el estreno de "Star wars: Los ultimos jedi", y mi madre le habla a mi padre. Me dice con cierta tranquilidad que mi abuela está mal, y si deberíamos salirnos e ir a verla. Pero su tono de voz era muy casual. Demasiado... No era la primera vez que ella se ponía mal. Venga, que ya llevaba 85 primaveras. Así que le dije que mejor la buscaríamos mañana.
Viernes. Es un día espectacularmente feliz. Tenía mi clase favorita, a mis amigos, y simplemente era el hecho de ser viernes. Pero a la salida veo a mi madre, vestida de negro. La saludo, y la noto muy seria. Mi primera pregunta, era como estaba mi abuela. No hay respuesta. Insisto. No hay respuesta. Me enojo un poco, y tratando de dejar de lado ese pensamiento que estaba dominando mi cerebro le pregunto una vez más. Todos los hijos conocemos a ese lado inusual de nuestros padres, aquel lado frio e incómodo. Y ese lado se manifestó al decirme que me diría en el auto.
Y sentado, un poco mareado y con mi corazón desbocándose fue como me enteré que mi abuela había muerto. Trataron de decirme de una forma dulce, pero creo que fue para peor. La verdad, fue todo muy triste al principio. Y fue por un par de años la vez que más miedo pasé. Llegar a una funeraria, y entrar a aquella sala privada, con mis familiares llorando y vestidos de nuevo de negro.
Pero cuando el miedo llegó sin avisar, fue cuando mi madre me obligó a ver al cadáver de mi abuela. Me resistí. No quería. Definitivamente no. Pero, una cuestión de religión, o, quizás la necesidad de que yo también sufriera lo que todos pasaban, tuve que verla tras ese cristal. Y ahí estaba. No sé qué decir realmente sobre esto. Se veía en paz al fin. Y eso era un poco reconfortante.
Las horas pasaron, y más gente llegaba. Hubo un rezo, en la última noche. No aguante. No, no podía soportar estar por media hora rogando porque el alma de mi abuela no fuera al purgatorio. Era algo horrible. Y, con todo respeto a la gente que cree en dios, todo aquello fue una de las razones por las que hoy en día me considero agnóstico. Ese tiempo durante el largo rezo fue horrible. No me sentía "agarrado" por dios. Me sentía simplemente abandonado, rezándole al aire por el alma de una persona que en vida fue un pan de... dios.
Pero llegó el siguiente día. Al entierro llegaron, al menos creo yo, más de 70 personas. Ahí me di cuenta de una cosa. Por más triste que fuera la cosa, mi abuela tuvo 85 años para hacer lo que quisiera con su vida. Y se veía reflejado en la cara de los demás. Más de 70 personas, deprimidas por la partida de una persona así. Y ahí... ahí más que nada empecé a sentir respeto. Su tiempo en esta tierra había terminado, pero la había usado para ser una gran persona. Y para sacar a adelante a los demás. Y, cuando la enterraron encima de mi abuelo, quien se había adelantado hacía más de 18 años, si, estaba llorando... pero al mismo tiempo no podía sentirme tan orgulloso y suertudo de haber compartido una buena parte de mi vida con alguien así.
Al menos yo sí... porque mis tíos... tremendos bastardos. Me reía de los chistes de los terrenos de la abuela, pero santo dios. No creía que en menos de 72 horas tras estar bajo el suelo, mis familiares mostrarían su verdadera... saña.
Cuando la navidad llegó, la familia estaba destrozada. Y no tenía miedo de que jamás nos veríamos de nuevo. De hecho... me sentía tranquilo al entender lo pendejos y roñosos que eran.
La muerte quiso divertirse una vez más. Y, en menos de un año, se llevó al tío más veterano. No habría pasado un mes de la muerte de mi abuela cuando el cáncer llegó.
Él fue una buena persona durante 60 de sus 61 años vividos. Pero cambió. No sé si culpar a algo en específico. Pero simplemente, algo salió de él. La verdad es que no me daría miedo decir que fue un poco cabrón un par de meses antes de la tragedia. Pero es lo que hay con la muerte. Y mi tío, mi tío sabía cuándo moriría. No creo que estuviera listo para ver a la muerte de frente los primeros meses (de ahí porque se convirtió en un cabrón), pero al final, él y su familia lo aceptaron. Y, la vida, como queriendo jugar con nosotros, de nuevo nos informó con una llamada mientras que estábamos viendo una película, de que estaba grave. Pero al menos esta vez, estábamos seguros de que "eso" pasaría.
Supongo que la historia se repite en gran parte. De nuevo entre a una funeraria llena de gente llorando, y de nuevo me obligaron a ver su cadáver. Si, se veía muy diferente a aquel tío que conocí en las reuniones familiares, fiestas y quien había sido la primera persona en darme dinero por trabajar.
No me sentía tan mal. De hecho, me sentía mal por no sentirme mal. Y peor aún me sentía porque me reí en su funeral. Estaba con una buena amiga, y la verdad, solo tratamos de animarnos un poco. No, no me burlaba de él. Si no, solo trataba de buscarle la irreverencia a todo esto. Además, si no lo hacía, mi ansiedad me mataría. No soporto los funerales. Es un NO para mí. Ese rollo de tener un cadáver rodeado de gente me parece medio diabólico. Más para ser algo usual en la religión. Aquí solo puedo decir que me sentí... triste de nuevo. Pero, también un poco... ¿agradecido? Por el hecho de que dejó de sufrir. Y, eso siempre es bueno.
Pero nada me prepararía para ver la transformación de la muerte en carne propia.
Pasaron 2 años. Y finalmente estaba en la preparatoria. No me iba mal. Me sentía en un lugar donde, aunque aún estaba la inmadurez clásica de adolescente, no todos eran unos sínicos de morondanga. Las personas que odiaba se habían ido, y aquellos que no, pareció que el hecho de que los "malotes" dejarán el colegio, les había dado la libertad para actuar como eran realmente.
Llega el día. Viernes, última clase. Aquel maestro de Física que era apodado de forma cariñosa como "Frozono" por su aspecto ridículamente parecido al personaje de Pixar dejó un proyecto:
Ir a un parque de atracciones y hacer los cálculos para medir cuanta velocidad hace un juego.
¿Sencillo, no?
Además, iría con mi equipo de física. Sería la primera vez que saldría con mis amigos un día entero por decisión propia (bueno, obligada por un maestro solo un poco).
Sentí un poco como si creciera. Que ya estaba haciéndome el "adulto" (con 14 años...)
Y llegó el sábado. Inclusive me levanté temprano ese día. Salí con mi madre y llegué al lugar donde debíamos ir. Y los encontré en la mera entrada. Nos saludamos, reímos y entramos... sin saber que habíamos entrado en una ruleta rusa de 20 personas.
Hicimos esa madre de experimento. Y, algo que noté desde el principio era que todo era viejo. Pero suponía que era normal, con la "historia" tan larga de ese lugar. Tras subirnos a ese juego, y tomar el tiempo, suponíamos que era todo. Pero, la única adulta que estaba en ese momento con nosotros, decidió que nos compraría un pase para todo el día. Su hijo es una persona solitaria, y se sentía feliz de vernos juntos como amigos.
Y el revólver con veinte balas comenzó a girar. Con las balas yendo y viniendo. Sin saber si dispararía las veinte, o si se atascaría...
Mi amigo estaba aterrado de mi propuesta de subirnos a todas las montañas rusas. Y yo quería empezar con la más vieja. Una bella montaña de madera blanca. Pero a él le aterraba. Y no lo negaré, a mí también. Pero yo estaba convencido que debía perderles el miedo. Por lo que di la idea de finalmente ir primero a la más nueva. Una de metal que parecía no tener más de 5 años ahí.
Vamos, y la fila es sorprendentemente corta. No más de 30 personas. Llegamos. Va la primera vuelta. Seguimos siendo treinta. Hablamos de cosas banales. Segunda vuelta. La fila preferencial nos mantiene con 25 personas. Ahora nos quedamos sin temas de conversación. Tercera vuelta. No había muchos en esa fila preferencial, por lo que ahora somos 16. Bromeo con la película de Destino Final 3 al ver bien el juego, que estaba en terrible estado. Risas. Silencio. Cuarta vuelta. Parece ser nuestro turno. Pero esa fila preferencial... esa cosa salvó a aquellos que pagaron un poco más. El número se queda así y seguimos de pie... Quinta vuelta. Durante esta, llega un par de parejas. Jóvenes. Nunca me dirigieron la palabra, pero automáticamente me cayeron bien. No llega nadie por la fila preferencial. Al fin vamos todos. Estoy un poco nervioso, pero sorprendentemente feliz para lo que estaba a punto de hacer. Los tres queríamos ir en la parte de atrás. "¡Se siente mejor!" o "está con madre el jalón"
Pero, hubo algo en mí, que me dijo que deberíamos respetar la fila. Casi cuando mis amigos estaban por entrar en el vagón. Y nos metimos al penúltimo. Ahora estaba muy feliz. Y la máquina comenzó a andar justo cuando el dichoso último vagón estaba siendo asegurado. Ahí iban esas dos parejas. El juego comienza. Una enorme cuesta nos presenta el camino. Y sin saberlo, el revólver ya estaba listo, cargado y apuntando. Llegamos a la bajada. El juego para un poco sin detenerse.
Y caemos. Empiezo a gritar. Estoy gozando esto. Estoy feliz. Ya no le tenía miedo. Bajamos a más de 60 kilómetros por hora. Tomamos una curva y el juego vuelve a subir.
Y caemos. Pero esta vez llega mi mayor miedo. Los loops. 2. Los tomamos sin siquiera darnos cuenta de lo que pasaba. Volvemos a subir una vez más a por el último loop.
Y caemos. Tomamos el loop, estoy gritando a todo pulmón. Una fuerza gigantesca provoca que mi cuerpo vaya hacia abajo. Un fuerte golpe se escucha. Mi pierna. Mi pierna duele mucho de la nada. Subimos de nuevo.
Y caen. Una pequeña bajada es tomada con mucha fuerza, pero la subida ya no. El tren empieza a columpiarse al no tener fuerza. Puedo levantar al fin la mirada.
Mi primer pensamiento fue que había sucedido un error. Que pronto volvería a su normalidad y terminaríamos el recorrido. Mi siguiente pensamiento fue que estaban ya preparándose para Halloween desde septiembre, ya que había un vagón estrellado en el suelo. Simulando un accidente.
Tuvieron que pasar segundos para que mi mente se coordinara con mis ojos. Ese adorno tenía a dos personas. Y aquel vagón no era un adorno. Hace menos de cinco segundos estaba detrás de nosotros.
A algo se dirige mi vista. Como cuando la pecera. A ese lugar incómodo donde la vista no debía ir.
Ahí estaba el pez. Solo que era el joven simpático. Y al igual que ese pez, le faltaba una parte de la cabeza. Sentí una coordinación bizarra, ya que cuando comprendí lo que estaba pasando, y empecé a gritar, todos los demás se me unieron.
Miré a mi amigo. Tenía sangre en la cara. De nuevo voltee a mirar el juego. La sangre estaba hasta lo más alto de este. Y vuelvo a mirar a ese joven. Está aún vivo. Con un espacio en su cabeza donde hay un charco de sangre, más otro que hay en el suelo con restos de carne. Y ahí fue la vez que más miedo sentí en mi vida. Estaba viendo por primera vez a la muerte en todas sus fases. Ví como el chico, desorientado y con su playera blanca que revelaba la cantidad de sangre que perdía, tratando de mirar a su pareja. Tratando de abrazarla. Tratando de levantar su cabeza, ya que por la posición del carro literalmente se le estaba saliendo el cerebro. Y finalmente, se dejó de mover, en los brazos de su novia.
Casi dos minutos después alguien se asoma a ver que estaba pasando. Cuando esas personas que parecían no ser las que deberían salvarnos, hacían lo que podían por sacarnos de ahí me dí cuenta de algo. Faltaban los otros dos. Y le preguntaba a mi amigo que tenía la cara pálida, y la sangre cayendo por su mejilla donde estaban. Nada. No hay respuesta. Y sin saberlo, uno de ellos estaba tirado un poco adelante del vagón, sin que ninguno de nosotros lo viéramos. Muerto. Y la otra chica, estaba viva, pero aun así tirada.
Nos quitan la seguridad y nos ayudan a bajar. Sigo aterrado por ver como ese tipo esta palidecía más y más con una cara perdida. Y su novia solo lo abrazaba. Aún caía la sangre de su cabeza.
Cuando pude bajar sentí el dolor en mi pierna. Casi tropiezo. Doy una mirada al charco de sangre. Y escucho algo que me parte el corazón. Una niña. No debía de tener más de 10 años. Le llora a su papá por que pisó un pedazo de cerebro. Alguien comienza a vomitar. Una guardia nos abraza y nos dice que todo estará bien. Y, como una última broma de ese macabro juego, miro al suelo tratando de tranquilizarme. Como en una película veo gotas de sangre que cada vez se hacen más grandes hasta que llegan a un pedazo de cráneo con un poco de cerebro. Con una voz débil le pregunto a la guardia si eso es lo que creo, a lo que me dice que sí, y que siguiera.
Nos encerraron en una habitación.
No revisiones médicas, ni tranquilidad.
No escucho nada. Mi cabeza repite una y otra vez la escena.
Cuando recuperé un poco el sentido de todo, solo era caos y más caos. Gente llorando. Gente abrazando a sus familiares. Mi amigo peleando con un guardia y la madre de mi amigo abrazándolo entre lágrimas.
Y al fin, tras lo que pudieron ser 5 minutos, pero se sintieron horas, comprendí lo que pasó.
Vi a alguien morir.
No creo que sea necesario detallar que pasó después. Simplemente tuvimos que salir corriendo de ese lugar. Tuve que dejar la escuela por un mes. Y tuve que tomar hasta una medicación. Me hundí en una depresión y la ansiedad me asesinaba.
Lo pienso, y es irónico. Pero la muerte por la que más he sufrido fue de un completo extraño.
Reflexionado un poco sobre esto, ya a casi un puto año de eso, aquí me doy cuenta de que esa fue la vez que más miedo pasé. No solo por la impresión. Fue algo tan fuerte que hizo que un escritor de horror, que le gusta escribir y ver escenas gore estuviera perturbado por algo así.
No solo porque el tipo murió en manos de su novia.
No solo porque no debía tener más de 20 años.
No solo por la sangre.
Si no por el hecho de ver todo. A lujo de detalle. Y pensar que de alguna forma esa persona estaba viva. Y además, por el hecho de que por nada pude haber sido el que hubiera tenido la cabeza partida. Por un largo momento me culpé a mí mismo. Que yo los había asesinado. Y que era mi culpa. El miedo estuvo conmigo por más de 5 meses. Empecé a verlo. Con la cabeza abierta, sangrando y parado en la puerta de mi cuarto en la madrugada. Ese mismo miedo me perturbó el sueño. Cada que soñaba, era lo mismo. Sangre y montañas. (Inclusive ahora, me tiemblan un poco las manos y me cuesta tantito respirar al escribir esto)
Y, si lo de mi abuela no me había hecho completamente agnóstico, esto si.
Todo mundo le agradecía a dios que estaba vivo. Cosa que creo entender. Lo que ya no, es que me pidieran que yo hiciera lo mismo. ¿Qué le voy a agradecer a dios? ¿Qué me salvó por alguna razón a mí, mientras dejaba que otros dos murieran en mi cara? ¿No pudo evitar todo desde el principio?
Lo dejé en claro. Dios me ha abandonado. Desde hace mucho tiempo. Y yo no tengo ningún problema con eso. Es más, me siento más libre. Y no pienso en creer en algo así. Pero por favor. No me hagan creer en que debo de estar en deuda o algo.
Como dijo en su tiempo el Sr. Ricky Gervais: "Al final se morirán tus padres, tus amigos, y tú"
Y como dijo... (¿Era un filósofo o un científico?) Una persona más inteligente que yo hace mucho tiempo: "El orden de los factores no afecta a el producto"
Juro por dios (espera...) que no quiero terminar en una nota baja porque puedo. Así que tomen esto como una nota cruda, realista y atemorizante que puede que casualmente sea baja.
La muerte es inevitable. Eso es obvio. Y cada quien la verá sí o sí. Si tienes suerte de que de alguna forma nadie de tus cercanos muera, tú lo harás. Ella nos está acechando. Y debemos vivir con eso. Ya ni siquiera creo que debamos actuar como paranoicos. Digo, no te estoy pidiendo que seas imprudente. Matate tú, no a otros. Y si es mejor, deja que algo más allá que tus propias manos lo hagan. No vale la pena. Y si lo vas a hacer, asegúrate de que funcione. Porque si no... Sigues vivo, y arruinado. Da igual. Solo hay dos formas de morir. Sabiendo que lo harás, o no. Vive la vida con prudencia. No te estanques en pensar que de algo hay que morir. Solo acéptalo y continua.
Estoy marcado por la muerte. Mi "corta" edad ya sirve para contar malas historias con ella. Y mi futuro estará ligado con ella. Me gusta el horror. Matar gente con solo el poder de los dedos. Y, además quisiera ser un paleontólogo. Básicamente investigar cosas que están tan muertas que son rocas. Rayos. Yo solo me metí el pie con esto. Mi mayor miedo, creo que no es que me muera, si no que los demás lo hagan. Y tremendas profesiones agarré para tener miedo.
Pero supongo que está bien. Al fin y al cabo la vida termina de un momento a otro. "Estás vivo" "¡Pues ya no, felicidades!"
Es, por más rudo que suene, es un 50% suerte y un 50% tu responsabilidad mantenerte vivo. Una ruleta rusa que te dará sí o sí. Creo que lo que quiero concluir es que por algo estamos vivos. Y también por algo nos morimos tan fácil. Al final eso no importa. Como dicen "Vales más por cómo viviste que por cómo moriste" Cuando estés en el suelo sangrando, en el hospital entubado, cayendo de un avión, o siendo prendido en llamas por un loco, al final solo valdrá la pregunta "¿Hice algo bueno con mi vida?
Y mirarás a la muerte directo a los ojos por primera y única vez, mientras todo se apaga lentamente y tu existencia termina...
submitted by vicvegajuas_36 to eldiario [link] [comments]


2019.06.17 10:06 angelguerraooooo CÍNICOS

FILÓSOFOS CÍNICOS EN EL IMPERIO ROMANO
El Cinismo es el arte de ver las cosas como son en lugar de cómo deberían ser.
Oscar Wilde.
Cínico (del Griego Kyon/Kynikos: “perro”). Cualquiera sean las causas de su aparente decadencia entre Cercidas (290-220 a.C) y Demetrio (siglo I d.C.), cuando la filosofía cínica vuelva a aparecer en el Imperio Romano, ha cambiado, como también ha cambiado el mundo. Debido a una serie de confrontaciones durante los reinados de Nerón, Vespasiano y Domiciano, unos aristócratas Romanos simpatizantes de la República fueron condenados a muerte, y a los filósofos asociados a ellos –tanto estoicos como cínicos- se les desterró de Roma. El cínico más conocido de este periodo, Demetrio, amigo y héroe del filósofo Séneca, es un ejemplo del compromiso cínico con la “oposición filosófica” al emperador. Según dice Tácito (An. 16, 34-35) estuvo presente en el suicidio de uno de los oponentes a Nerón más estimados e influyente, Traseas de Peto.
Los Cínicos se presentaban a sí mismos como filósofos. Pero muchos les han negados su condición de filósofos.
Hay que admitir que los cínicos proporcionaban a sus oponentes sobrados argumentos. Carecía de escuela en el sentido institucional del término, y no dudaron en hacer objeto de críticas mordaces a la praxis filosófica de sus contemporáneos. Y, por encima de todo, no ocultaban su intención de “invalidar la moneda en curso” no sólo en el terreno de las relaciones sociales y en materia de religión, política y ética, sino también en o que respecta a la filosofía. En realidad, desconfiaban de las palabras y, en lugar de ellas, demandaban acción; rechazaban la idea misma de cultura y entendían su praxis filosófica más como un método de vida que como una disciplina intelectual.
Para hacer filosofía, los Cínicos rechazaban tomar el camino de la cultura intelectual(aunque esto no les impidió ser cultos). Pero desdeñaban las disciplinas intelectuales, como la música geometría, y la astronomía, que juzgaban desprovistas de utilidad e innecesarias. Pensaban que tales empeños teóricos distraían a la humanidad del estudio que le es propio: el ser humano (anthropos).
Esta actitud fue a menudo criticada en la antigüedad. Galeno recriminaba a los cínicos evitar todo cuanto guardase relación con la lógica, y consideró que la característica definitoria del cinismo era ser un “atajo hacia la vanidad” y no “hacia la virtud”. Igualmente, Luciano habla de un “atajo hacia la notoriedad”. Apuleyo, por su parte, se mostró cruel en su desprecio hacia aquella “gente brutal, sucia e inculta”, la cual “hablando y viviendo mal” corrompía la filosofía.
Sin embargo, su concepción de la filosofía resulta muy peculiar, pues la identificaban con el acto de “invalidar”. De hecho, Diógenes tenía como propósito demostrar con su propio ejemplo la superioridad de la naturaleza sobre la costumbre, y dedicó toda su vida a tratar de “invalidar” los falsos valores (máscaras), de la cultura dominante. Esto condujo a los Cínicos a adoptar posturas escandalosas. Animaba a la gente a abstenerse de todo compromiso político que, al igual que la familia o las obligaciones sociales, pudiera constituir un obstáculo para la libertad individual. En cuanto a la religión eran escépticos o agnósticos: preferían no enjuiciar asuntos que superaban su comprensión. Aunque veían al hombre como un ser enfrentado a un mundo irracional, forzado a plegarse a los caprichos de Fortuna, se negaban a vivir en el temor constante a los dioses y a los castigos del Hades. Por esto, además, envidiaban a los animales, a los que consideraban felices por su carencia de cualquier idea de un dios que premiara o castigara. Esto era una crítica a los Misterios, la plegaria, la interpretación de los sueños, las purificaciones rituales y otras instituciones religiosas.
Los Cínicos, siguiendo los pasos de Sócrates, adoptaron una decidida orientación ética. Para ellos, los que importaba era vivir bien para ser feliz. Dicen que la felicidad es posible aún en las más adversas condiciones. Quien pone en práctica la doctrina cínica vive una existencia próxima a la naturaleza. Los cínicos rompieron con el modelo intelectual de la filosofía y privilegiaron la experiencia existencial del sabio. Insistían en la importancia de los actos en oposición a las palabras: “Buen vivir en lugar de buen hablar”. El juego de palabras, el hiriente sarcasmo y las chanzas despiadadas fueron sus métodos característicos y la forma en la que los demás los presentaron.
El Cinismo se definía –o fue definido- como “un atajo hacia la virtud”, en oposición al largo camino que pasaba por el estudio de textos y por la adquisición de conocimientos teóricos. Pero ese “atajo” era muy difícil, pues requería la aplicación de un método exigente: askesis (ejercicio, práctica, entrenamiento, disciplina).
En el sentido Cínico del término, la askesis era un método de preventivo. Todos los días el Cínico ejercita el yo físicamente, cultivando las artes de la resistencia. El “ejercicio diario de la voluntad alimenta el temor a abandonarse, pues el Cínico practicante fortifica constantemente el yo frente a las adversidades imprevistas.
El adiestramiento (askesis) cínico es una preparación para un enfrentamiento, y el agonista debe estar seguro de no olvidar cuál es el fin de su lucha. Diógenes advertía contra el sufrimiento inútil exigido por la costumbre social, la familia, el negocio o la política, y que no merecían la pena. Diógenes se instruía en luchar contra adversarios existenciales como el exilio, la pobreza, el hambre y la muerte. Para él, ésta era la única batalla que merecía ganarse. Mientras que la existencia civilizada presenta esas pruebas (ponoi) como males, los cínicos procuran resistirlas precisamente negándose a juzgarlas como males. Para alcanzar ese estado mental, los cínicos se exhortaban a llevar una vida acorde con la naturaleza(kata physin). Alguien “entrenado” para beber agua, dormir en el suelo y comer y vestirse con sencillez, y a exponerse al calor o al frío de las estaciones sabrá responder con serenidad a los ataques de Fortuna. La ley de la askesis cínica era simple. Consistía en vivir en la pobreza y en satisfacer sólo las necesidades naturales de uno: “la enseñanza-vía libre para aprender filosofía”. De esta forma, el cínico buscaba liberarse de la agitación emocional (apatheia) y perseguía la independencia respecto del mundo exterior. En el cinismo de Diógenes no hay negación de uno mismo para sus propios fines o al servicio de una meta trascendente.
A Diógenes le gustaba proclamarse:
Sin ciudad, sin hogar, carente de patria,
un mendigo y un vagabundo que vive al día.
Los signos tangibles de esta “disciplina” (askesis) eran los pertrechos que le filósofo llevaba consigo: su zurrón, que contenía todas sus pertenencias, su báculo y su corto y basto manto, única vestidura tanto en invierno como en verano, que también usaba como manta. La terapia que recomendaba se basaba, en primera instancia, en la franqueza y la libertad de palabra (parrhesia), que a menudo conducía a agotadoras réplicas y reprimendas, y a la risa; una risa franca que chocaba al interlocutor y le forzaba a reaccionar. Se fundamentaba en la provocación, particularmente en forma de “desvergüenza” que Diógenes no consideraba como un fin en sí mismo, sino como un instrumento pedagógico que tendía a arrancar a de su complacencia a los interlocutores. La práctica de Diógenes trataba de que los demás fueran conscientes de las incoherencias de la vida civilizada, si se la comparaba con la “vida natural”, y conseguir que abandonaran su falsa vergüenza.
KINIKOS
Juliano, enemigo declarado del lujo (tryphe), gustaba de presentarse como una persona tosca y de trato difícil (como en el Misopogon), en su conflicto con los antioqueños) y de atribuir su actitud austera a su tutor “escita” Mardonio, que lo había educado según métodos rigurosos. La propensión del emperador al ascetismo se desprende también de la descripción de Amiano Marcelino, quien alaba la temperatia como la virtud más eminente de Juliano. Su autosuficiencia, no sólo marcó la vida que llevó durante las expediciones militares, sino que se extendía a su existencia cotidiana, con su inclinación a la filosofía.
De hecho, la idea de Juliano sobre la austeridad parece coincidir perfectamente con su concepto de verdadero cínico: “Evita cualquier exceso en la comida y renuncia a los placeres de la relación sexual…… Éste es el verdadero atajo a la filosofía. Un hombre debe salir por completo fuera de sí mismo, reconocer que es divino y mantener su mente incansable y resueltamente fija en pensamientos divinos, sin mácula, puros. También debe desdeñar sin reserva su cuerpo y considerarlo, en palabras de Heráclito, “más merecedor de ser desechado que el estiércol”. La comparación que hace Juliano del cuerpo humano con el estiércol refleja el estilo neoplatónico del discurso. Se ha señalado que cierto desdén por el componente físico del hombre puede hallarse también en las Meditaciones de Marco Aurelio, a quien Juliano reverenciaba como modelo de autosuficiencia. Además, el cuerpo humano no era tenido en gran estima por los estoicos, como bien cabe deducir de las diatribas de Epicteto, quién se refiere a él como somation (diminutivo de cuerpo), pelos (fango) y nekros (cadáver). Tales términos de rechazo resultan de la definición estoica del cuerpo como algo que no es bueno ni malo (adiaphoron). Además, hay que tener presente que la doctrina cínica de la disciplina se refiere al cuerpo tanto como al alma.
El vivo interés que mostró Juliano por el verdadero cinismo y los ataques que lanzó contra los falsos cínicos quedan de manifiesto en dos discursos compuestos en Constantinopla durante el año 362. Ambos parecen haber sido inspirados por las actividades populistas de los filósofos callejeros, cuya posible influencia subversiva sobre los soldados de la guarnición y sobre las clases bajas difícilmente hubiera podido ignorar el emperador. “Los cínicos –dice- van y vienen entre nosotros subvirtiendo las instituciones sociales, y no para introducir un estado de cosas mejor y más puro, sino peor y más corrupto”. Juliano los compara con los monjes giróvagos y los llama apotaktitai , un término insultante si se toma en cuenta su invectiva contra los miembros de esta secta encratita. Juliano, no menos que Libanio o Eunapio, revela su honda irritación cuando dirige sus ataques contra los monjes itinerantes, denostándolos por la discrepancia entre lo que predican y lo que hacen. La comparación entre los cínicos y los monjes ascetas no es nueva, sino que sigue una tradición establecida. En los Hechos de Felipe, por ejemplo, Felipe es tomado por un filósofo debido a su atuendo (skhema apotaktikou).
Aunque en el discurso Contra Heraclio, Juliano menciona varios nombres, los cínicos a los que ataca no pueden ser identificados. Eran Cristianos? San Gregorio Nacianceno, por ejemplo, cuya inclinación por la idea cínica de disciplina puede rastrearse claramente en su obra, critica no obstante a Diógenes y a Crates porque exhiben su autosuficiencia y buscaban la gloria (philodoxia). El discurso de Juliano Contra los cínicos sin instrucción lo provocó un cínico que había acusado a Diógenes de vanidoso porque murió de una indigestión de pulpo crudo como si hubiese ingerido una dosis de cicuta. La recriminación de vanidad es un topos en las polémicas entre las diferentes escuelas filosóficas, y también fue explotado por Luciano cuando ridiculizó los suicidios de Empédocles y de Peregrino. Pero la aportación de san Gregorio como la de Juliano, parece sugerir que la desaprobación de la ostentación de Diógenes era particularmente común entre los cínicos cristianos.
Según Juliano el verdadero cínico debe dar pruebas de su autosuficiecia y de que se ha liberado de la emoción, antes de exponerse a la relación social y a las amenidades de la vida (tryphe); la libertad de palabra y la condena de los vicios de las personas no son propias de quien no es capaz de dominarse a sí mismo; la imitación de Diógen en sus actos provocativos y del desenmascaramiento de la vanidad de los conciudadanos son adecuados para el hombre que hace gala de una capacidad para aprender (eumatheia), autosuficiencia (autarkeia), de ingenio rápido (agkhinoia), independencia (eleutheria), justicia (dikaiosyne), reverencia (eulabeia), gratitud (cariz) y una genuina preocupación por no actuar al azar, sin un propósito o de manera irracional.
submitted by angelguerraooooo to filosofia_en_espanol [link] [comments]


2018.03.02 04:00 jw_mentions Possible Discussion on /r/Extj in post "Presentación"

I am a bot! Please send me a private message with any comments or feedback on how I work.
EDIT: As of Mon Mar 12 08:06:00 EDT 2018, the post is at [9pts2c]

About Post:

--- --- Notes
Submission Presentación
Comments Presentación
Author JoshuanJTG
Subreddit /Extj
Posted On Thu Mar 01 18:06:50 EST 2018
Score 9 as of Mon Mar 12 08:06:00 EDT 2018
Total Comments 3

Post Body:

Aproximadamente para el año 1996, mi madre entró en contacto con los testigos de Jehová durante su conocida predicación. No sabría decir qué tema exactamente le interesó, pero aceptó un estudio bíblico. Tiene que haber sido sobre la resurrección, porque su hermana menor murió por aceptar sangre cuando apenas tenía 10 años de edad en los años 80's. Yo tenía 2 años de edad en 1996, y escuchaba atentamente el estudio bíblico, aunque no entendía nada. A mi padre no le interesaban los testigos de Jehová, aunque no tenía ningún problema con que mi madre aceptara el estudio bíblico. En poco tiempo, mi madre ya estaba asistiendo al salón del reino conmigo. Unos años después, padre intentó probar a esta secta que tanto había cautivado a mi madre y aceptó un estudio bíblico. Juntos progresaban espiritualmente y yo también asistía a la predicación. Aunque mi madre llevaba más tiempo, mi padre le igualó en espiritualidad.
Niñez
Era en año 1999, yo tenía 5 años de edad, entraba a la primaria, también nacía mi hermano. Nuevos retos que ponían en juego tu fe, o mejor dicho, la fe que tus padres te imponen. Debía de rechazar todo tipo de festividades mundanas que la Biblia no apoyaba: cumpleaños, día de San Valentín, Navidad, Halloween, etc. Ya en el año 2001, mis padres se habían bautizado, yo con 7 años de edad, debía ser la próxima víctima de la secta. Cuando sucedió el atentado terrorista de las Torres Gemelas, eso les dio a mis padres más fe de que el fin del sistema de cosas estaba por terminar, y ellos se habían bautizado ese mismo año. Eso debía ser prueba o señal de Jehová, de que se bautizaran a tiempo. En los años siguientes, llegaba un hermano que daba el estudio de la Atalaya, a mi casa para elegirme una pregunta del estudio de esa semana, para que yo tomara el micrófono y contestara. Preguntas sencillas como: ¿cuál era el nombre de Dios? [‘‘Jehová, no Jesús’’ debía decir], ¿Jesús es Dios? [‘‘No, es Jehová’’ debía decir], etc., en una congregación de unas 60-70 personas aproximadamente. Al pasar los años venían preguntas un poco fuertes doctrinalmente que me harían dudar.
Predicación
‘‘¡Hola!’’ o ‘‘¡Buenos Días!’’ decía yo las mañanas de los sábados mientras mi espiritualidad iba en aumento. Todos los ancianos de mi congregación siempre querían que yo fuera su acompañante, varias veces fui con el superintendente de circuito. ¡Qué privilegio! ¿No? En la reunión para organizar la predicación vi cosas que no me cuadraban, una de ellas era que, si no había un hermano bautizado presente, la hermana debía llevar un velo en la cabeza para tener autoridad sobre la predicación. Me pareció como machismo, pero estaba en la Biblia (1ª Corintios 11:4-10), así que no cuestioné. De camino a cada predicación oraba a Dios para que no me tocara la zona donde podía haber amigos de la escuela, me sentía abochornado que mis amigos me vieran. ‘‘¡Ojalá no salga nadie que conozca!’’ decía yo en mi mente, cuando tocaba la puerta de un amo de casa. Yo nunca me auto-consideré un publicador no bautizado.
Durante el año 2005, la hermana que había dado el estudio bíblico a mi madre, me traía una propuesta, entrar a la escuela del ministerio teocrático. No tenía opciones, y acepté la asignación número uno, lectura bíblica. Aprendí todas las técnicas de la oratoria y hasta llegué impresionar al superintendente de circuito, recuerdo que era de nacionalidad española. Él me recomendó el bautismo, entrar en la construcción de panteones, digo salones del reino, y si fuera posible, llegar al Betel de Puerto Rico. Me dijo que me ayudaría, pero que primero debía bautizarme. Mi congregación no tenía jóvenes para tomar cargos de autoridad, así que todos miraron en mí. Constantemente me visitaban los ancianos para animarme al bautismo, yo siempre decía que lo estaba pensando, estaba entrando en plena adolescencia, y no veía algunas creencias de los testigos de Jehová como correctas, eso me hacía detenerme.
Adolescencia
En el año 2009 todo cambió. Mis padres me regalaron mi primera computadora, lo que sería mi pasión. No tenía Internet, pero iba a casa de mis amigos mundanos, mis padres nunca los vieron como una amenaza directa, ya saben, nosotros no debemos entablar amistad con los del mundo. Buscaba información sobre cuál era el pasado de los testigos de Jehová, encontré un pasado lleno de falsas profecías, mentiras, cambios doctrinales, etc., algo que siempre me ocultaron. Sobre todo, había una doctrina del año 1914, que analicé profundamente. Estaba tan impactado, que hasta pensé en dejar la secta, pero mientras fuera menor de edad, debía obedecer a mis padres y su sistema sectario, a la vez, no tenía cómo salir de la escuela del ministerio teocrático. Encontré en YouTube a un ex-testigo de Jehová en inglés, que se llamaba ''The Snarky Apologist'' y me dijo que siguiera asistiendo, hasta que lograra independizarme. Así que simplemente me mantuve en silencio, iba a las reuniones sin ganas, obligado a escuchar algo en lo que ya no creía. Pensaba en que Dios haría algo para que mis padres abrieran los ojos, pero nada sucedió. Mi hermano que también estaba en la escuela del ministerio teocrático, ya tampoco creía en la secta. En este año, amis 14 años de edad, dejé de predicar.
Comienza el Activismo
Durante el año 2011, decidí subír un video a YouTube conocido como ‘‘Las 35 verdades de los testigos de Jehová’’, allí oficialmente me convertí en un activista en contra de las mentiras de los testigos de Jehová, y siempre a favor de Dios y la Biblia. Me consideraba un cristiano que no pertenecía a ninguna religión, aunque a la misma vez tenía que prepararme para la escuela del ministerio teocrático. Varios años pasaron y mi video recibió insultos, amenazas de muerte, entre otros de algunos testigos de Jehová molestos que no podían defender sus creencias, más de 10 mil comentarios obtuve en este video que aún lo puedes encontrar en YouTube. También llegué a participar en otros canales como ‘‘Lavasori’’ y foros como ‘‘extj.com’’. También leí el libro de ‘‘Crisis de Conciencia’’.
En el año 2012 me había graduado de la escuela, con 18 años de edad entré a estudiar una carrera corta, yo pensaba que así tendría un trabajo rápidamente y poder independizarme y salir de una vez de la secta. Con mira a salirme de la secta, llegó la parte del noviazgo, una chica de mi congregación de la que me enamoré a primera vista. El punto fue que, en vez de yo tratar de salirme de la secta, ahora quería asistir más a las reuniones, solo para verla a ella. Aunque yo no creía en los testigos de Jehová, tenía fe en que podía ser mi primera novia. Ya para este tiempo conocí unos buenos amigos en Facebook del mundo ‘‘apóstata’’, aun somos amigos y actualmente estamos a cargo de páginas y grupos más grandes de habla hispana.
Ciencia y Ateísmo
En el año 2013 me di la tarea de leer la Biblia cronológicamente, este libro ya no me parecía un ‘‘libro de ciencias’’ como se me había enseñado en la congregación, ni siquiera tenía sentido en cuanto a la creación o cómo las cosas funcionaban en la realidad. También tenía demasiada injusticia, falta de moral, genocidio, a favor de la esclavitud, profecías fallidas, etc. Cada quien daba su interpretación de los hechos, por eso inicié mi búsqueda de los principios de la cristiandad, cuáles eran las interpretaciones primitivas y las evidencias para apoyarlas. Encontré muchas cosas, ‘‘Jehová’’ no estaba en el Nuevo Testamento, los libros apócrifos, sobre todo, la cristiandad misma parecía más un judaísmo helenizado. Aprendí más sobre el Islam, y leí un poco el Corán, también busqué en el Budismo y el Hinduismo, todo me parecía un invento humano. La Biblia misma presentaba a un Dios cambiante de época en época, no solo la Biblia lo testifica, la arqueología lo confirma que lo que llaman Dios no es más que un producto humanamente elaborado. Cada día encontraba más y más información, ya al final del año 2013, me consideraba agnóstico. El día que me topé con el libro ''Una historia de Dios: 4000 años de búsqueda en el judaísmo, el cristianismo y el Islam'' por Karen Armstrong, fue el día que me convertí en ateo.
A principios del año 2014, tenía una gran pasión por la ciencia y la verdad, en especial la astronomía, que luego me serviría para estudiar a fondo el tema del año 1914 y el ‘‘Tiempo de los Gentiles’’ (Lucas 21:24). En este año decidí no volver más a la escuela del ministerio teocrático, el anciano coordinador me comunicó que me sacaría de dicha escuela. Sentí un alivio, las cargas desaparecieron, y tenía más libertad. Un anciano que me estaba dando un estudio bíblico desde el 2014, le pasó el estudio a un siervo ministerial, éste último duró un año completo y se cansó al ver que yo no progresaba espiritualmente, trató de lavarme el cerebro con el típico miedo que usan las religiones: ‘‘el fin del mundo está cerca, tienes que bautizarte como testigo de Jehová para salvarte’’ o ‘‘los hermanos jóvenes van de cine y a la playa, pero sin ti, ya que no eres bautizado.’’. No funcionó, ya estaba decidido, en mayo llenaría una solicitud para entrar a la universidad. Quería estudiar ‘‘Ciencias de la Computación’’ y así lo hice. Como muchos sabrán, los estudios universitarios están prohibidos por los testigos de Jehová, así que a la congregación no le gustó para nada que deparaba mi futuro. Hacía siete años que no iba a predicar y nunca me bauticé, ¿Qué más? Ahora entrar a la universidad. Eso no le gustó a la congregación, unos me decían que era mucho tiempo, que el fin podría venir antes, que no prestes mucha atención a la filosofía impartida allí, ya ustedes saben, las típicas excusas. A quien no le gustó mucho mi decisión fue a la hermana que me gustaba, ella estaba progresando espiritualmente, mientras que yo hacía rápidamente lo opuesto. Ella decidió cortar conmigo, se me partió el corazón.
Actualidad
Durante el año 2015, mi primer año universitario fue difícil, se me hacía algo complicado tener amigos, su pérdida aún me dolía. Esperé un tiempo a ver si ella entraba a la misma universidad, pero nunca ocurrió. La secta de los testigos de Jehová le lavó el cerebro, así como lo hizo con mis padres hace casi dos décadas. Me decidí a dedicarme profundamente a los estudios universitarios y pasar la página con ella. El viernes, 3 de abril de 2015, fue mi última conmemoración, como siempre, vi el pan y el vino, como en mi mente diciendo: esto no hace sentido en nada. Ella me dio el último saludo, con una idea de que volveríamos lo antes posible si yo me bautizaba y me dedicaba a predicar. Salí a las afueras, y vi la Luna llena, vi algunas estrellas en el firmamento, estaba solo en el estacionamiento, decidí salir lo más rápido posible de la conmemoración cuando finalizó. Y así mirando ese hermoso universo que todos pertenecemos, me dije a mi mismo: ‘‘¡Mi futuro vale más que mis recursos dados a una secta!’’.
Y nunca más volví a pisar un panteón del reino. Ahora todo este tiempo, me he dedicado a los estudios universitarios y ayudar a otros a salir de la secta desenmascarando a la Watchtower.
Soy uno de los actuales administradores de El cuento sin fin, varios grupos de ayuda como VERDADERAS EXPERIENCIAS, mi página web y mi canal de YouTube.

Related Comments (2):

--- --- Notes
Author lirasalvaje
Posted On Thu Mar 01 21:44:57 EST 2018
Score 3 as of Mon Mar 12 08:06:00 EDT 2018
Body link
Muy interesante tu historia. Ojalá pudiéramos hacer este Reddit tan activo como el exjw. Saludos.
--- --- Notes
Author SeriousSamGMAN
Posted On Wed Mar 07 15:54:29 EST 2018
Score 1 as of Mon Mar 12 08:06:00 EDT 2018
Body link
Muchas gracias por tu increíble experiencia. Sería bueno postearlo en /exjw también (habría que traducirlo al inglés eso sí jeje).
submitted by jw_mentions to jw_mentions [link] [comments]


2018.03.02 00:06 JoshuanJTG Presentación

Aproximadamente para el año 1996, mi madre entró en contacto con los testigos de Jehová durante su conocida predicación. No sabría decir qué tema exactamente le interesó, pero aceptó un estudio bíblico. Tiene que haber sido sobre la resurrección, porque su hermana menor murió por aceptar sangre cuando apenas tenía 10 años de edad en los años 80's. Yo tenía 2 años de edad en 1996, y escuchaba atentamente el estudio bíblico, aunque no entendía nada. A mi padre no le interesaban los testigos de Jehová, aunque no tenía ningún problema con que mi madre aceptara el estudio bíblico. En poco tiempo, mi madre ya estaba asistiendo al salón del reino conmigo. Unos años después, padre intentó probar a esta secta que tanto había cautivado a mi madre y aceptó un estudio bíblico. Juntos progresaban espiritualmente y yo también asistía a la predicación. Aunque mi madre llevaba más tiempo, mi padre le igualó en espiritualidad.
Niñez
Era en año 1999, yo tenía 5 años de edad, entraba a la primaria, también nacía mi hermano. Nuevos retos que ponían en juego tu fe, o mejor dicho, la fe que tus padres te imponen. Debía de rechazar todo tipo de festividades mundanas que la Biblia no apoyaba: cumpleaños, día de San Valentín, Navidad, Halloween, etc. Ya en el año 2001, mis padres se habían bautizado, yo con 7 años de edad, debía ser la próxima víctima de la secta. Cuando sucedió el atentado terrorista de las Torres Gemelas, eso les dio a mis padres más fe de que el fin del sistema de cosas estaba por terminar, y ellos se habían bautizado ese mismo año. Eso debía ser prueba o señal de Jehová, de que se bautizaran a tiempo. En los años siguientes, llegaba un hermano que daba el estudio de la Atalaya, a mi casa para elegirme una pregunta del estudio de esa semana, para que yo tomara el micrófono y contestara. Preguntas sencillas como: ¿cuál era el nombre de Dios? [‘‘Jehová, no Jesús’’ debía decir], ¿Jesús es Dios? [‘‘No, es Jehová’’ debía decir], etc., en una congregación de unas 60-70 personas aproximadamente. Al pasar los años venían preguntas un poco fuertes doctrinalmente que me harían dudar.
Predicación
‘‘¡Hola!’’ o ‘‘¡Buenos Días!’’ decía yo las mañanas de los sábados mientras mi espiritualidad iba en aumento. Todos los ancianos de mi congregación siempre querían que yo fuera su acompañante, varias veces fui con el superintendente de circuito. ¡Qué privilegio! ¿No? En la reunión para organizar la predicación vi cosas que no me cuadraban, una de ellas era que, si no había un hermano bautizado presente, la hermana debía llevar un velo en la cabeza para tener autoridad sobre la predicación. Me pareció como machismo, pero estaba en la Biblia (1ª Corintios 11:4-10), así que no cuestioné. De camino a cada predicación oraba a Dios para que no me tocara la zona donde podía haber amigos de la escuela, me sentía abochornado que mis amigos me vieran. ‘‘¡Ojalá no salga nadie que conozca!’’ decía yo en mi mente, cuando tocaba la puerta de un amo de casa. Yo nunca me auto-consideré un publicador no bautizado.
Durante el año 2005, la hermana que había dado el estudio bíblico a mi madre, me traía una propuesta, entrar a la escuela del ministerio teocrático. No tenía opciones, y acepté la asignación número uno, lectura bíblica. Aprendí todas las técnicas de la oratoria y hasta llegué impresionar al superintendente de circuito, recuerdo que era de nacionalidad española. Él me recomendó el bautismo, entrar en la construcción de panteones, digo salones del reino, y si fuera posible, llegar al Betel de Puerto Rico. Me dijo que me ayudaría, pero que primero debía bautizarme. Mi congregación no tenía jóvenes para tomar cargos de autoridad, así que todos miraron en mí. Constantemente me visitaban los ancianos para animarme al bautismo, yo siempre decía que lo estaba pensando, estaba entrando en plena adolescencia, y no veía algunas creencias de los testigos de Jehová como correctas, eso me hacía detenerme.
Adolescencia
En el año 2009 todo cambió. Mis padres me regalaron mi primera computadora, lo que sería mi pasión. No tenía Internet, pero iba a casa de mis amigos mundanos, mis padres nunca los vieron como una amenaza directa, ya saben, nosotros no debemos entablar amistad con los del mundo. Buscaba información sobre cuál era el pasado de los testigos de Jehová, encontré un pasado lleno de falsas profecías, mentiras, cambios doctrinales, etc., algo que siempre me ocultaron. Sobre todo, había una doctrina del año 1914, que analicé profundamente. Estaba tan impactado, que hasta pensé en dejar la secta, pero mientras fuera menor de edad, debía obedecer a mis padres y su sistema sectario, a la vez, no tenía cómo salir de la escuela del ministerio teocrático. Encontré en YouTube a un ex-testigo de Jehová en inglés, que se llamaba ''The Snarky Apologist'' y me dijo que siguiera asistiendo, hasta que lograra independizarme. Así que simplemente me mantuve en silencio, iba a las reuniones sin ganas, obligado a escuchar algo en lo que ya no creía. Pensaba en que Dios haría algo para que mis padres abrieran los ojos, pero nada sucedió. Mi hermano que también estaba en la escuela del ministerio teocrático, ya tampoco creía en la secta. En este año, amis 14 años de edad, dejé de predicar.
Comienza el Activismo
Durante el año 2011, decidí subír un video a YouTube conocido como ‘‘Las 35 verdades de los testigos de Jehová’’, allí oficialmente me convertí en un activista en contra de las mentiras de los testigos de Jehová, y siempre a favor de Dios y la Biblia. Me consideraba un cristiano que no pertenecía a ninguna religión, aunque a la misma vez tenía que prepararme para la escuela del ministerio teocrático. Varios años pasaron y mi video recibió insultos, amenazas de muerte, entre otros de algunos testigos de Jehová molestos que no podían defender sus creencias, más de 10 mil comentarios obtuve en este video que aún lo puedes encontrar en YouTube. También llegué a participar en otros canales como ‘‘Lavasori’’ y foros como ‘‘extj.com’’. También leí el libro de ‘‘Crisis de Conciencia’’.
En el año 2012 me había graduado de la escuela, con 18 años de edad entré a estudiar una carrera corta, yo pensaba que así tendría un trabajo rápidamente y poder independizarme y salir de una vez de la secta. Con mira a salirme de la secta, llegó la parte del noviazgo, una chica de mi congregación de la que me enamoré a primera vista. El punto fue que, en vez de yo tratar de salirme de la secta, ahora quería asistir más a las reuniones, solo para verla a ella. Aunque yo no creía en los testigos de Jehová, tenía fe en que podía ser mi primera novia. Ya para este tiempo conocí unos buenos amigos en Facebook del mundo ‘‘apóstata’’, aun somos amigos y actualmente estamos a cargo de páginas y grupos más grandes de habla hispana.
Ciencia y Ateísmo
En el año 2013 me di la tarea de leer la Biblia cronológicamente, este libro ya no me parecía un ‘‘libro de ciencias’’ como se me había enseñado en la congregación, ni siquiera tenía sentido en cuanto a la creación o cómo las cosas funcionaban en la realidad. También tenía demasiada injusticia, falta de moral, genocidio, a favor de la esclavitud, profecías fallidas, etc. Cada quien daba su interpretación de los hechos, por eso inicié mi búsqueda de los principios de la cristiandad, cuáles eran las interpretaciones primitivas y las evidencias para apoyarlas. Encontré muchas cosas, ‘‘Jehová’’ no estaba en el Nuevo Testamento, los libros apócrifos, sobre todo, la cristiandad misma parecía más un judaísmo helenizado. Aprendí más sobre el Islam, y leí un poco el Corán, también busqué en el Budismo y el Hinduismo, todo me parecía un invento humano. La Biblia misma presentaba a un Dios cambiante de época en época, no solo la Biblia lo testifica, la arqueología lo confirma que lo que llaman Dios no es más que un producto humanamente elaborado. Cada día encontraba más y más información, ya al final del año 2013, me consideraba agnóstico. El día que me topé con el libro ''Una historia de Dios: 4000 años de búsqueda en el judaísmo, el cristianismo y el Islam'' por Karen Armstrong, fue el día que me convertí en ateo.
A principios del año 2014, tenía una gran pasión por la ciencia y la verdad, en especial la astronomía, que luego me serviría para estudiar a fondo el tema del año 1914 y el ‘‘Tiempo de los Gentiles’’ (Lucas 21:24). En este año decidí no volver más a la escuela del ministerio teocrático, el anciano coordinador me comunicó que me sacaría de dicha escuela. Sentí un alivio, las cargas desaparecieron, y tenía más libertad. Un anciano que me estaba dando un estudio bíblico desde el 2014, le pasó el estudio a un siervo ministerial, éste último duró un año completo y se cansó al ver que yo no progresaba espiritualmente, trató de lavarme el cerebro con el típico miedo que usan las religiones: ‘‘el fin del mundo está cerca, tienes que bautizarte como testigo de Jehová para salvarte’’ o ‘‘los hermanos jóvenes van de cine y a la playa, pero sin ti, ya que no eres bautizado.’’. No funcionó, ya estaba decidido, en mayo llenaría una solicitud para entrar a la universidad. Quería estudiar ‘‘Ciencias de la Computación’’ y así lo hice. Como muchos sabrán, los estudios universitarios están prohibidos por los testigos de Jehová, así que a la congregación no le gustó para nada que deparaba mi futuro. Hacía siete años que no iba a predicar y nunca me bauticé, ¿Qué más? Ahora entrar a la universidad. Eso no le gustó a la congregación, unos me decían que era mucho tiempo, que el fin podría venir antes, que no prestes mucha atención a la filosofía impartida allí, ya ustedes saben, las típicas excusas. A quien no le gustó mucho mi decisión fue a la hermana que me gustaba, ella estaba progresando espiritualmente, mientras que yo hacía rápidamente lo opuesto. Ella decidió cortar conmigo, se me partió el corazón.
Actualidad
Durante el año 2015, mi primer año universitario fue difícil, se me hacía algo complicado tener amigos, su pérdida aún me dolía. Esperé un tiempo a ver si ella entraba a la misma universidad, pero nunca ocurrió. La secta de los testigos de Jehová le lavó el cerebro, así como lo hizo con mis padres hace casi dos décadas. Me decidí a dedicarme profundamente a los estudios universitarios y pasar la página con ella. El viernes, 3 de abril de 2015, fue mi última conmemoración, como siempre, vi el pan y el vino, como en mi mente diciendo: esto no hace sentido en nada. Ella me dio el último saludo, con una idea de que volveríamos lo antes posible si yo me bautizaba y me dedicaba a predicar. Salí a las afueras, y vi la Luna llena, vi algunas estrellas en el firmamento, estaba solo en el estacionamiento, decidí salir lo más rápido posible de la conmemoración cuando finalizó. Y así mirando ese hermoso universo que todos pertenecemos, me dije a mi mismo: ‘‘¡Mi futuro vale más que mis recursos dados a una secta!’’.
Y nunca más volví a pisar un panteón del reino. Ahora todo este tiempo, me he dedicado a los estudios universitarios y ayudar a otros a salir de la secta desenmascarando a la Watchtower.
Soy uno de los actuales administradores de El cuento sin fin, varios grupos de ayuda como VERDADERAS EXPERIENCIAS, mi página web y mi canal de YouTube.
submitted by JoshuanJTG to Extj [link] [comments]


2018.02.01 22:41 Cansine Cansine: Mi experiencia en NoFAP (aprox. 10 meses)

Buenas tardes con todos los que lean este texto. Es jueves, 01 de febrero del 2018, y aproximadamente calculo que llevo 10 meses, quizás más, en abstinencia de pornografía y orgasmos. ¿Por qué?, se preguntarán algunos. Para explicar y me entiendan déjenme contarles mi historia. Yo era un niño como todos juguetón, un poco inquieto. Tenía unos padres sobreprotectores; sin embargo, casi no paraban en mi casa.
Ya a la edad de 11 años tuve mi primer contacto con una revista pornográfica, yo pertenezco a la generación de los 90’s, a la sazón el internet no había llegado a la mayoría de las casas. Recuerdo que me causó desagrado, una suerte de repulsión. A esto le atribuyo gran parte, a que las personas en la revista no eran precisamente modelos, si no personas comunes, no muy atractivas y con bastante pelambre. Debo decir que no me inicié en la masturbación con revistas, fui incentivado de manera indirecta por un profesor de mi colegio de inicial. Este señor respondió “La masturbación no es mala en absoluto, yo también me masturbo…” a la pregunta que un compañero digamos “curioso” le formuló en clase de Matemática: “¿Profesor, la masturbación es mala?”
Fue suficiente para que quede atrapado por la masturbación. Lo hacia a todas horas, hasta llegué a lesionarme, y tuve que aprender a masturbarme de la manera convencional para no lacerarme el miembro en mis sesiones onanistas. «Claro, si la masturbación no es mala entonces puedo realizarla cuanto yo quiera, además se siente muy bien, y es fácil de realizar» pensé a mis 10 años de vida. Si tan solo hubiese alguien que me hubiese dado razones para no masturbarme, razones y no credos, soy agnóstico, aclaro, no estuviera pasando por esto. Entonces para mi “fortuna”, a mis 14 años mi papá contrata un servicio de internet, para qué su hijo estudie y haga las tareas, pensaba él. Creo que ya era un adicto a la masturbación cuando llegó el internet a mi casa, me masturbaba 4 veces a diario, una vez me masturbe en el salón de clases, alucinando con una chica de mi salón, la cual estaba presente. La llegada de internet me trastornó. Para que se hagan una idea contaré algunos hechos:
Luego solo veía el porno convencional, debo decir que me convertí, en una persona introvertida, tímida y con baja autoestima, no había tenido novia, creo que esta adicción me había apartado del mundo. Tenia bochornos, una vez cuando expuse en el colegio, termine de exponer y estaba completamente sudado, mi bivirí mojado, pensé que algo mal había en mí : Nadie suda tanto por una exposición en el colegio.
A mis 18 años me ocurrió mi primer ataque de pánico, a decir verdad, fueron 3 en el mismo día. Esto me marcó, me recluí en mi casa por 3 meses, no quería salir, el miedo se había apoderado de mí. Pero esta situación no podía continuar. Mi mamá me llevó al psiquiatra y este me diagnosticó fobia social y trastorno de ansiedad. «Bueno al menos ya se lo que tengo» pensé o eso creía. Me recetaron benzodiacepinas (el famosísimo Xanax), me fue mejor, pero no era igual, el problema seguía ah. Me comía la cabeza pensando en mi miedo que parecía no tener una causa cognitiva. Y como deben saber los que han probado esta “pepa” una vez pasa el efecto los síntomas regresan más fuertes y te hacen ir corriendo a comprar más, o si ya tienes a consumir más para calmar la puta ansiedad que te embarga. No solo son bochornos, también eran a dolores de cabeza( putos dolores como punzadas en la parte trasera de los ojos, constantes) y la gastritis que esto me generó, casi la olvido porque ya casi ni me molesta, sentir como el jugo gástrico quema el estómago, como tu estomógo se hincha, hasta que llega el punto que duele, los gases también hinchan los intestinos, y ¡ay, duele, duele, como no te imaginas!, el ácido sube por el estómago llega al esófago y lo quema, y a veces llega más arriba y llega hasta la faringe, se siente como si fuese agua hirviendo y te deja lacerado sin poder respirar unos segundos.
Tenia que encontrar una solución, probé de todo, fármacos, remedios naturales, nada parecía ser efectivo. Creo que ya me extendí bastante, por eso solo mencionaré que fue bastante lo que probé. Hasta que noté, luego de las maratónicas sesiones de pornografía en mi cuarto, al llegar de la academia, a veces llegaba a eyacular 7 veces en la pared de mi cuarto, pared que recibía sin rechistar mi semilla, como estaba tan cansado, dejaba de masturbarme 5 días, que cuando me abstenía de eyacular mis nervios y ansiedad y ataques disminuían en intensidad. En ese entonces desconocía del movimiento NoFap, cosa que luego de investiguar llevé a cabo.
Les digo que no he encontrado mejor solución a mis problemas que abstenerme de orgasmos y de ver pornografía, ahora ultimo estoy absteniéndome de cualquier cosa sexual. Antes de esta racha, tuve una racha de 8 meses, en el octavo mes experimente un sentimiento, LA FELICIDAD, LA ALEGRIA. ¿Alguno puede decir que ha sido completamente feliz? Yo lo fui, pensé que estaba curado de mi ansiedad y fobia. Me sentía como un niño, completamente feliz y libre, confiado en que haga lo que sea que haga me saldría bien, sin miedo. Para una persona que ha sufrido lo que he sufrido, debe ser esto la felicidad. Entonces pensé que podía intentar tener sexo con alguien, y busqué lo más fácil: ir de putas. No sentía miedo de llamar ni de ir, es más fue una experiencia divertida, pero al día siguiente me sentí un poco ansioso. Pensé entonces no solo es el porno lo que nos puede hacer recaer, si no también el sexo. Para comprobar esto fui de nuevo de putas esta vez ansioso y me encamé con una. La experiencia fue lamentable al día siguiente sentía mas ansiedad, tenia bochornos y la gastritis había regresado.
Ahora llevo 10 meses sin fap pero hace 4 semanas cuando casi me sentía muy bien, pequé y tuve cibersexo con una chica por internet, no eyaculé, pero si me éxite. Ahora me pesó. No me siento como si hubiese recaído eyaculando varias veces viendo pornografía, pero no estoy como hace 4 semanas cuando casi ya me sentía curado. Esa es mi historia supongo que contando la semi-recaida y haciendo estimaciones debe ser que llevo 7 meses en abstención. Sin más que contar por ahora, y dispuesto a responder las preguntas que surjan, me despido.
PD: Cuando se sientan recuperados no hagan lo que yo hice, deben darle más tiempo hasta estar totalmente seguros de su recuperación.
submitted by Cansine to NoFapES [link] [comments]


2017.08.25 12:33 felixramon El síndrome de Estocolmo que sufre buena parte de la humanidad

Gabriela Amaya T rabajar para que otros se enriquezcan sin apenas contraprestaciones, incluso en situación de esclavitud, y hacerlo convencidos de que esto es lo normal y que ello nos hace dignos, es un indicador claro de sufrir Síndrome de Estocolmo
El Síndrome de Estocolmo es una enfermedad que sufren quienes se identifican con quienes les violentan, haciendo suya la causa de aquéllos que les causan el daño y prefiriendo no separarse de ellos cuando podrían hacerlo, al tiempo que se alejan de quienes pueden ayudarles.
El término Síndrome de Estocolmo fue acuñado en 1973 en Estocolmo (Suecia), cuando una de los rehenes durante un atraco a un banco, prefería quedarse al lado de su captor en lugar de ir con la policía. Hoy tal término se utiliza para casos de secuestros, maltrato de género, dentro de las empresas y en unos cuantos casos más.
Dicen los especialistas en el tema que se trata de un fenómeno patológico temporal. En el caso que hoy estudiaremos, desgraciadamente, se trata de un fenómeno que se mantiene a los largo de siglos y cuya raíz y síntomas se trasladan de generación en generación. Ahora bien, hoy estamos ante la posibilidad de curarnos de él, de liberarnos de la maldición bíblica, dadas las circunstancias socioeconómicas del momento histórico que nos ha tocado vivir.
Hablamos de un tipo de Síndrome de Estocolmo que viene sufriendo la Humanidad desde hace largos siglos y que, como en la mayor parte de las enfermedades mentales, no es reconocida por el enfermo. Nos referimos a la valoración que hacemos del empleo como el elemento o medio que nos permite vivir o sobrevivir, que nos da dignidad, que nos libera y que puede hacernos felices, con todas las consecuencias que ello conlleva.
Al hablar de empleo, nos referimos al trabajo remunerado. Y utilizaremos el término ‘empleo’ intencionadamente para diferenciarlo de trabajo, que abarca casi toda actividad del ser humano.
Y ¿Por qué hablamos de Síndrome de Estocolmo cuando hablamos del trabajo remunerado? Ésta es la cuestión que trataremos de explicar en este corto escrito.
Hemos hecho nuestro el discurso de quienes nos esclavizan
Imaginemos por un momento que podemos elevarnos en el espacio y observar nuestro planeta y sus costumbres. ¿Cómo explicamos que unas pocas personas acumulen riqueza y más riqueza y la gran mayoría trabaje voluntariamente para que esos pocos sigan acumulándola gracias a su esfuerzo? ¿Cómo es posible que la gran mayoría de la población asuma que esa riqueza, que es de todos –ya que corresponde a recursos naturales o a la acumulación histórica de miles de generaciones-, se haya convertido en propiedad de esos pocos?
Me dirán que millones de personas van contentas a su trabajo, que otros no tanto pero se ven obligados a hacerlo… Lo cierto es que es pregunta habitual, cuando dos individuos se conocen, “¿Tú qué eres?”, y el otro contesta “soy albañil, periodista, frutero, parado, jubilado…”. Asumimos que nuestra “esencia” viene dada por nuestra profesión. A tal punto ha llegado el valor del empleo.
Esto es un problema cuando menos. No solamente porque en esta sociedad desarrollar una profesión u otra te da poder en función del prestigio y los dineros a los que esté asociada, sino porque es aceptado por una gran mayoría que lo que dignifica al ser humano es el empleo, como apuntáramos más arriba. Claro, este discurso orquestado por quienes detentan el poder -después de habérselo usurpado al todo social- fue y sigue siendo necesario para que el sistema actual se mantenga.
Cómo hemos hecho nuestro el discurso de los poderosos
Para mantenerlo en el tiempo, ha sido necesario algo más que imponerlo por la fuerza, como quizás ocurrió en los primeros momentos de esta forma de relación entre los seres humanos.
Han sido necesarios elementos de mayor calado. Comentaremos algunos que operan hoy:
1.- Un mito que enraíce en las creencias más profundas de los individuos y las sociedades, mito que suele ser religioso. En este caso concreto, nos encontramos con que en el mito de base que está en nuestra cultura occidental, y que se ha ido imponiendo al resto del planeta a la fuerza en muchos casos, queda claro cuando la Biblia dice “ganarás el pan con el sudor de tu frente”.
Les guste o no a los defensores de ciertas ideologías, este mito está en la base de nuestra cultura y en él se apoyan tanto liberales como marxistas, hombres y mujeres que se autodenominan de derechas o izquierdas, creyentes o agnósticos… Todos estamos afectados por el mito y la forma mental que lo acompaña.
2.- Pero también se necesitan políticos al servicio de los intereses de los grandes poderes económicos.
3.- Y medios de comunicación que ayudan a construir, defender y realimentar el discurso que mantiene este estado de cosas.
No habrá más pleno empleo
Pero esto se está convirtiendo en insostenible. Ya no hay empleo para todos y no volverá a haberlo. Millones de puestos de trabajo van desapareciendo sustituidos por máquinas, algo que -como sabemos- genera cada día más riqueza y que nos parece profundamente positivo y alentador, por otro lado.
Pero volviendo al tema, ¿Qué hacen millones y millones de seres humanos cuya valía depende de su empleo, si carecen de él o éste no les da condiciones de vida? Pues ocurre lo que constatamos todos los días: que el malestar se va generalizando, que las tensiones personales y sociales aumentan, que el futuro se cierra para millones de personas y que los afectados desarrollan enfermedades físicas y mentales, llegando al suicidio en no pocos casos, además de un largo etcétera de consecuencias negativas.
Es paradójico –por cierto- que, cuando la riqueza que hay en el planeta permitiría que toda la población viviera en condiciones dignas, aparece una “crisis” y ello justifica que más y más personas se queden sin empleo o que el que tenían sea peor valorado y pagado, al tiempo que una minoría se enriquece exponencialmente.
Respuestas al momento actual
Ante este escenario en el que no se ve futuro a medio y largo plazo por mucho que digan y se quiera creer lo contrario, se están dando distintas respuestas.
Algunos gobiernos europeos, por ejemplo, han apostado por legislar más descaradamente para para las grandes corporaciones bajándoles impuestos, al tiempo que se los suben al resto de la población, eliminando de paso derechos fundamentales referidos a la libertad de expresión o reunión, al tiempo que recortan derechos básicos como la educación, la salud, las pensiones… privatizando estos servicios o recortando los presupuestos destinados a ellos.
Por otro lado, la izquierda tradicional sigue defendiendo como única solución el pleno empleo. Algo que no va a darse más, pero probablemente no ven otra salida porque sufren también de este tipo de Síndrome de Estocolmo o, si se dan cuenta, prefieren no expresarlo porque su modo de operar caería.
Ahora bien, desde hace unas décadas (aunque viene de más lejos) y especialmente en los últimos años un buen número de personas y colectivos defienden -entre otras medidas- una renta básica universal e incondicional para cada persona.
Tomaremos esta propuesta como un ejemplo para salir de la situación insostenible en la que nos encontramos, porque hoy está en el candelero y porque sería una medida que podría dar respuesta a la situación de pobreza sistémica, al tiempo que supondría un primer paso en la dirección de redistribuir la riqueza que, como decíamos al comienzo, es de todos.
Pero, ¡oh sorpresa! La mayoría de la población no está de acuerdo con la implantación de esta medida, seguramente porque únicamente cuenta con información manipulada, pero el hecho es la disconformidad actual con su aplicación. Es importante aclarar que buena parte de esta población es al mismo tiempo víctima del desarrollo tecnológico, de la cacareada crisis, del robo a manos llenas de sus recursos, etc. “¡Estaría bueno que se le entregue dinero a alguien por no hacer nada; que alimentemos vagos! –argumentan-, ¿de dónde va a salir el dinero?” –Se preguntan-, repitiendo el discurso de los poderosos, de los que acumulan riqueza sin emplearse en otra cosa que no sea esto, de quienes los explotan y violentan.
Insistimos en que estamos poniendo este ejemplo porque nos permite observar claramente cómo una mayoría importante de la población ha hecho suyo el discurso de su “maltratador o explotador” y ve a otras víctimas como ellos como sus enemigos (por ejemplo, a los inmigrantes). No entraremos en todo el proceso de cómo hemos llegado aquí, de cómo se fue privatizando la propiedad que era de todos o de nadie. Queríamos únicamente hablar de esta enfermedad que afecta todavía a la mayoría de la población y de la importancia del mito, que sigue alimentándose de la mano de políticos, legisladores, opinólogos… que trabajan para mantener este sistema vertical y violento, junto a medios de comunicación, que cumplen cada día mejor con el papel de medios de propaganda a favor de los poderosos.
Hoy más que nunca, se hace vital reclamar la visión humanista acerca del ser humano, una visión que explica que un ser humano es digno por haber nacido tal, sin más, y que no puede ponerse valor alguno por encima de su vida y su libertad.
Conclusiones: estamos ante posibilidad real de que el ser humano se libere
“Todavía no comprenden que la máquina es la redentora de la humanidad, el Dios que liberará al hombre de las sordidae artes y el trabajo asalariado, el Dios que les dará el ocio y la libertad”, escribía Paul Lafargue en 1883.
Porque no habrá más pleno empleo, por un lado, y porque estamos ante la posibilidad histórica de liberarnos del trabajo como elemento de control y esclavitud, por otro, es fundamental que cuestionemos nuestras creencias acerca del tema, la mirada que tenemos hacia nosotros mismos y hacia los otros, y el temor a la pobreza, exigiendo que la riqueza que es de todos se redistribuya, lo que permitiría que la humanidad entera viva en condiciones de vida digna.
Dejemos de hacer nuestro el discurso de los poderosos, de que no hay riqueza y de que es normal que ellos nos roben y nos esclavicen.
Curémonos de esta enfermedad que hemos alimentado durante siglos sin darnos cuenta. Hoy existe la posibilidad real de liberarnos.
Para ello, podemos empezar por reclamar una renta básica universal e incondicional, entre muchas otras medidas.
submitted by felixramon to podemos [link] [comments]


2017.03.22 19:13 jwreload Un nuevo comienzo(Mi Historia )

Desde los 6 años que empece a volverme adicto a la pornografía , cuando mis primos me hicieron ver una peli porno como broma ,desde ese entonces me empezó a gustar , siempre me quedaba despierto en las madrugadas cuando mi familia dormía para ir a la tele y ver las películas eróticas que pasaban en ese tiempo , era algo que aun podía controlar hasta que conocí el internet donde empezó otra adicción que eran los videojuegos ,siempre iba a las cabinas de internet con mis amigos a jugar gunbound o counter strike,aun no sabia como usar el internet para buscar porno ,hasta que un día vi como un amigo lo hacia ,y recuerdo muy bien a esa pagina que entro , pasteleras .com jaja fue algo emocionante cuando lo supe , ahora ya no iba a las cabinas solo a jugar también iba a ver porno ,cuando ya tenia 9 fue cuando pusieron internet en mi casa y es ahí cuando mi adicción empeoro ,aprovechaba cualquiera momento que me dajaban solo para mirar todo el porno que me era posible pero aun no sabia como masturbarme pese a todo el porno que vi , fue a los 13 que supe de masturbarme como tipicamente lo hacemos, después que un amigo del colegio comento sobre ello y como lo hacia , la primera vez lo experimente en mi baño y fue la gloria , y desde ahí no dejaba de masturbarme ni un solo día , siempre sentía arrepentimiento cuando terminaba ya que en ese entonces era católico y pensaba que cometía un gran pecado entonces oraba para que dios me perdone , le decía que no lo iba volver hacer,pero no sirvió de nada porque igual lo hacia , fue cuando pase por mi etapa atea que ya deje de arrepentirme, ahora me considero agnóstico o algo parecido a ello , no me daba cuenta en ese entonces pero la pornografía y la masturbación junto con los videojuegos iban malogrando mi vida poco a poco , en mi niñez era muy aplicado e inteligente ,disfrutaba el salir con mis amigos ,pero en mi adolescencia todo empezaba a cambiar ,era buen alumno pero ya no el mas sobresaliente , ya no quería salir mucho con mis amigos prefería estar solo en todo momento ,me volví muy tímido e introvertido,no llegue a tener como muchos su primera enamorada , ya que me daba mucho miedo interactuar con mujeres, era alguien atractivo bueno aun lo sigo siendo , a muchas chicas les gustaba , pero por ese miedo que empece a tener nunca llegue a tener a nada con ninguna , es así como me di cuenta que por mas atractivo físicamente que seas las mujeres siempre preferirán a chicos que tengan mucha confianza en si mismos ,pese a todo eso si llegue a tener mi primer beso con una chica y también una pequeña experiencia con una amiga pero que no llego al sexo ya que tenia mucho miedo ,entonces llegue terminar el colegio y estaba deprimido ya que no logre ingresar a las universidades que quería y tuve que conformarme con la que si ingrese , pense que en la universidad iba a cambiar pero no fue así , fue algo chocante acostumbrarme a la vida universitaria , bueno la verdad aun no me acostumbro del todo , mis primeros ciclos fueron pésimos , jale cursos y los que aprobaba los aprobaba por aprobar ,siempre me sientia cansado , no tenia ganas de nada , la mayoría de clases me iba a dormir , ya que a veces madrugaba jugando dota , no estudiaba nada ,los exámenes los daba con lo poco que recordaba de las clases y con algunas plajas que nos pasábamos entre compañeros , es así como me retrase en varios cursos ya que tenia que aprobar los que jalaba ,y bueno pues así es como pasas de mejor estudiante en el colegio a ser el peor de la universidad ,pese a esto de algún modo llegue a tener buenos amigos en la uní haciendo que mis días ahí no sean tan aburridos y malos.Un día en mi vaciones de verano me junte con mis amigos del colegio y salimos , ellos sabían que yo era virgen aun y me llevaron a un prostibulo , yo estaba muy asustado y también algo emocionado,teníamos 18 así que normal podíamos entrar ahí , me dijeron que ya era mi momento de perder mi virginidad y que iban a pagar a una prostituta para que la pierda de una vez, no se como pero me anime hacerlo ya que no queria que me sigan jodiendo con lo de virgen, así que me fui a uno de los cuartos con la prosituta ,estaba recontra nervioso , no les contare los detalles de esta experiencia , tal vez se exciten y recaigan xD, bueno llegue a tener sexo con esta prosituta y pues me senti bien y a la vez mal ,porque no llegue al climax pero pensaba que era porque antes de ir a ese lugar ya me había masturbado ,después de eso ya me mis amigos dejaron de molestarme con lo de virgen , de algún modo mi autoestima se elevo un poco ,pero aun así no me sentía sastifecho, y aun seguía con mi adicción , los días pasaron ,salia a fiestas con mis amigos pero igual con mis miedos , en las fiestas solo lo que hacia era tomar , no bailaba o conversaba con ninguna chica y eso me frustraba ya que en mi cabeza cuando vas a una fiesta de algún modo debes tener sexo con alguna , y pues a mi no me pasaba,6 meses después de mi primera vez le pedi a un amigo que me acompañara al prostíbulo ya que me daba miedo ir solo, para volver hacerlo y ver si estaba ves los disfruto mejor , no me había masturbado en todo el día así que pensaba que estaba vez si llegaría al climax, pero no fue así lo volví hacer y no llegue al climax , estaba frustrado no sabia porque no lo lograba , con la masturbación en apenas 1 minuto ya llegaba y con el sexo nada , bueno simplemente lo deje pasar , continuaron mis días y me seguía sintiendo vació ,cansado sin motivaciones aun así me esforzaba un poco mas en la universidad para no desaprobar mis cursos y no repetir el ciclo ,poco a poco ya estaba tomando conciencia de que mi adicción era lo que estaba afectando mi vida , es así que empiezo a buscar información de como pararla y me encontré con Nofap , leí sus historias y vi que no era el único con los mismos problemas es así como decidí dejar la masturbación logre tan solo 7 días y volví a recaer , lo volvía a intentar pero pasando 2 días volvía a recaer y pues ya me cansaba me había desmotivado de nuevo , sentía que nunca lo podría dejar , así que seguí mis días como siempre , hasta el mes pasado , febrero del 2017 que mi vida empezó a cambiar positivamente , fui a una reunión en la casa de un amigo donde tome mucho ,y no tenia tanto miedo como antes para interactuar con mujeres, así que empezaba a coquetear con una amiga , y llegamos besarnos apasionadamente , estábamos excitados los 2 ,pero estaba muy borracho como para ir a otro lado y tener sexo , así que en eso quedo , yo amanecí en la casa de mi amigo , pero ella ya se había ido a su casa esa noche misma noche , al día siguiente fuimos a una fiesta y lleve a mi amiga con la que me bese , y disfrutamos la noche ,baile con ella , y todo eso ,pero no tenia mas dinero ,como para llevarla a un hotel o algo , así que la lleve a su casa,en el camino le decía indirectas para tener sexo , pero ella me decía que no todabia , pero yo igual le seguía diciendo hasta que llegamos a su casa y me dijo que no se puede porque su mama estaba adentro ,nos despedimos con un beso en la boca y eso fue todo , llegue a mi casa enojado y frustrado ya que sentí que era la oportunidad perfecta y no lo conseguí ,al día siguiente yo tenia una cita con una chica que me gustaba y que hablamos solo por facebook pero nunca hablamos en persona , con la chica anterior , ella y yo no queríamos nada serio , así que no importaba si salíamos con otros , y así pues me prepare para conocer a Silvia , ya la había visto en persona en varias ocasiones pero nunca hablamos ,es hermosa , así que estaba un poco nervioso ,me sorprendí que ahora solo estaba un poco nervioso mas no super nervioso como antes ya que sentía que si las cosas no funcionaban con ella , ya tenia un plan b con la otra chica ,entonces fui a su casa a recogerla para ir a comer y todo bien conversamos hubo momentos en que no sabia que decir ,y me ponía tímido pero ella me decía cosas y así me sentía mas cómodo , luego fuimos al parque a conversar un rato mas luego la deje en su casa y ahí termino la noche con ella ,habíamos quedado en ir al cine dentro de 2 días ,así que me sentí bien al volver a mi casa sabiendo que volveré a salir con ella .Entonces llego el día de nuestra segunda cita , un poco mas confiado que la primera cita fui a recogerla y en el camino al cine hablamos al llegar al cine sentía que ya no tenia temas de conversación , así que le hablaba de lo que miraba en el cine y bueno pues ya dentro de la sala viendo la película , me estaba sintiendo frustrado ya que no sabia que hablarle o que hacer ,sentía que debía poner mi brazo en su hombre ya que la miraba de frió pero no me atrevía ,sentía que la iba cagar por completo si hacia algún tipo de contacto físico , bueno entonces termino la película y pues conversamos sobre ella un rato y luego la lleve a su casa ,pero no quería que la noche con ella aun termine , así que en el camino pensaba que hacer ,entonces le pregunte si quería ir a comer algo , y me dijo que no ,entonces sola la deje en su casa y nos despedimos , me sentí mal porque pensaba que ya volví a cagarla con mi falta de confianza ,desde ese día ya no hablamos como antes pensaba que ya no quería nada conmigo ,y así paso una semana , habíamos acordado con un amigo salir y disfrutar el próximo sábado así que un día antes me había motivado para que ese día si o si tenga sexo ,entonces el sábado salí con toda la motivación pero ya en la fiesta me iba desmotivando ya que no lograba nada con nadie ,así que me aburrí y me fui sabia que no iba a pasar nada , pero ya me había hecho una promesa y quise cumplirla si o si esa noche tendría sexo , así que me fui solo al prostíbulo ,la promesa que me había hecho fue mas que mis miedos ,entonces busque una prostituta y lo hicimos, es en esa noche que mis pensamientos cambiarían por completo ,pensaba que como estaba motivado con tener sexo estaba vez si llegaría al clímax , pero nuevamente no fue así , vi como mi pene se hacia pequeño sin haber llegado al clímax y no lo podía volver hacer parar ,estaba avergonzado y frustrado ,solo había pasado 7 minutos creo y mi pene ya no daba para mas , eso me dolió ,entonces salí de ahí y volví para mi casa , estaba triste y sabia muy bien cual era la razón de este problema y era mi adicción a la masturbación y pornografía , que provocaba esa impotencia sexual ,así que aquella noche me decidí por completo en dejar esta adicción .Esto fue un nuevo comienzo para mi ,ahora en adelante se que mi vida cambiara por completo , me despierto motivado con ganas de hacer muchas cosas ,enfrento los pequeños temores que tenia , es así que volví hablar con Silvia ,y tuvimos una gran charla en su casa , quedamos para volver a salir , esta vez me atreveré a todo ,y cada vez que me entran malos pensamientos solo pienso en aquella noche en el prostíbulo , y me vuelvo a motivar y seguir adelante .
submitted by jwreload to NoFapES [link] [comments]


2016.06.02 12:24 ShaunaDorothy El seudotrotskismo y el fetichismo del “control obrero” de Pemex - Sintomatología menchevique (Invierno de 2008-2009)

https://archive.is/E16df
Espartaco No. 30 Invierno de 2008-2009
El seudotrotskismo y el fetichismo del “control obrero” de Pemex
Sintomatología menchevique
Citando una carta de Lassalle a Marx, Trotsky escribió hace casi un siglo:
“‘Las masas no entran en el movimiento, tanto en la práctica como en el aspecto subjetivo, sino por la fuerza de los acontecimientos.’
“El oportunismo no comprende esto. Se tomaría por una paradoja la afirmación de que el rasgo sicológico del oportunismo es su ‘incapacidad para esperar’ y, sin embargo, es así.”
—“Nuestras diferencias” (1909)
Esta desesperación se refleja en los delirios de la izquierda reformista, que se ve a sí misma envuelta en “situaciones revolucionarias” por doquier. En realidad, esto es sólo una excusa para adaptarse a fuerzas y movimientos ajenos al proletariado —en México, al populismo burgués de AMLO—. Correspondientemente, trata de maquillar su seguidismo a fuerzas burguesas mediante el uso de retórica seudorradical y consignas grandilocuentes.
Un caso de estudio de esta patología lo da el Grupo Internacionalista (GI), que nos fustigó hace unos meses:
“Llama la atención también que el año pasado, el GEM no se atrevió a pronunciar las palabras control obrero en medio del tortillazo. En su lugar llamaron por huelgas para pedir subsidios a la tortilla, o sea, por acciones obreras para realizar el programa del PRD... El GEM y el PRD llaman por tortibonos para todos, añorando la Conasupo de antaño.”
—Suplemento de El Internacionalista, mayo de 2008
En medio de la brutal alza del precio de la tortilla —base de la alimentación de la población empobrecida del país— hace casi dos años, el GI denunció los subsidios a este alimento básico porque según este grupo significaban subsidiar a los capitalistas al aminorar “el costo de reproducción de ‘su’ fuerza laboral” (El Internacionalista, enero de 2007). Como explicamos entonces, esta posición es simple y llanamente reaccionaria (ver Espartaco No. 27, primavera de 2007). Sintiéndose exhibido, hoy el GI pudorosamente nos asegura que “no se opone a los subsidios” —sólo se opone a nuestro llamado por la movilización del poder social de la clase obrera a la cabeza de todos los pobres para exigirlos—.
Nuestro llamado no le pareció suficientemente r-r-radical al GI, que le contrapone el “control obrero de toda la cadena de producción y comercialización de la tortilla”, así como llama también por “¡imponer el control obrero!” en Pemex, LyF y la CFE. En verdad, este llamado está de moda: desde el GI hasta la Liga de Trabajadores por el Socialismo-ContraCorriente (LTS-CC) y el Grupo de Acción Revolucionaria (GAR) —entre otros—, el espectro entero del seudotrotskismo mexicano llama por el “control obrero” de Pemex.
El control obrero de la producción significa el poder dual al nivel de la producción —es decir, una situación en la que los obreros, mediante comités de fábrica u otras organizaciones, imponen al patrón directrices como, por ejemplo, el empleo de más obreros que los que el patrón quiere, etc.—. Esta consigna sólo es apropiada en el contexto de un nivel de lucha de clases cualitativamente distinto y más álgido que el que existe hoy. En un artículo de 1931, Trotsky explicó que “el régimen de control obrero, un régimen provisional y transitorio por su misma esencia, sólo puede corresponder al periodo de las convulsiones del estado burgués, de la ofensiva proletaria y el retroceso de la burguesía, es decir, al periodo de la revolución proletaria en el sentido más completo del término”. Esto no tiene nada que ver con la situación actual en México. Si bien la sociedad mexicana ha demostrado ser altamente explosiva en los últimos años, los estallidos de lucha de clases proletaria no sólo han sido escasos, sino fundamentalmente defensivos, y el proletariado se encuentra firmemente atado ideológicamente a la burguesía, sobre todo mediante el nacionalismo burgués impulsado por AMLO, a quien ve como su dirección.
No se puede engañar al proletariado para que lleve a cabo una revolución mediante trucos de palabrería. La invención del GI y los demás seudotrotskistas de situaciones revolucionarias por doquier —desde Venezuela, donde el proletariado está atado al populismo chavista, hasta Oaxaca (en 2006), donde a duras penas hay proletariado— es un reflejo de su desesperación menchevique, de su renuncia a la ardua tarea de nadar contra la corriente en este periodo postsoviético reaccionario, a la lucha por mantener vivo el programa del marxismo y reforjar la IV Internacional trotskista como partido mundial de la revolución socialista.
Quienes llaman hoy por el “control obrero” no hacen sino denigrar esta consigna. Como Trotsky sentenció en una polémica de 1932 contra centristas alemanes que hacían del “control obrero” un fetiche:
“En todo caso, alcanzan el colmo del cinismo político quienes han avanzado la consigna de control obrero en un periodo no revolucionario, confiriéndole así un carácter puramente reformista...”
Por otro lado, el control obrero de la producción no es una exigencia dirigida al patrón o al estado, sino una condición de lucha; es un aspecto generalmente secundario de una crisis revolucionaria, y nada preestablece que el proletariado mexicano habrá de pasar por esa experiencia antes del derrocamiento general de la burguesía. El fetichismo del “control obrero” de los seudotrotskistas los conduce al absurdo de llamar tanto por una “huelga general” (o “huelga nacional”) como por el “control obrero”. Pero éstas son dos tácticas económico-militares mutuamente excluyentes. Para que exista el control obrero de la producción debe haber, evidentemente, producción. Dado el enorme poder social del proletariado, una huelga general plantearía, por sí misma, la cuestión de quién gobierna esta sociedad —el proletariado o la burguesía—, cuestión que sólo puede resolverse a favor del proletariado mediante la dirección de un partido leninista-trotskista. En el contexto de una huelga general, el llamado por el “control obrero” sería liquidacionista —significaría detener la lucha en favor de un compromiso con la burguesía—.
La LTS-CC: ¿Personalidad múltiple o mera hipocresía reformista?
En un artículo de mayo pasado (Estrategia Obrera No. 66, 1º de mayo de 2008), la LTS-CC regaña al grupo Militante por su apoyo al PRD y hace un esfuerzo hercúleo por aparentar una careta de izquierda, llegando incluso a referirse a la “independencia política” del movimiento obrero y a mencionar el carácter de clase burgués del PRD —cosa muy rara tratándose de esta organización—. La LTS-CC no pudo haber escogido un blanco más fácil: consecuente con su oportunismo, el también seudotrotskista Militante lleva casi dos décadas siendo parte integral del PRD. Pero ni sus críticas a Militante ni sus llamados frenéticos por el “control obrero” pueden ocultar el verdadero yo de la LTS. Dado que sus llamados en realidad se enmarcan dentro de los límites de las reformas burguesas —fraudes de “cogestión” al estilo del populista Hugo Chávez (ver “¡Romper con el populismo burgués! ¡Por la revolución obrera!”, p. 12)—, ni por error encontraremos en su artículo una explicación de la necesidad de la revolución socialista. De hecho, la LTS se ve a sí misma como parte del movimiento de AMLO:
“La enorme movilización popular en defensa del petróleo, dirigida por López Obrador y el Frente Amplio Progresista, le plantea a las organizaciones que se reivindican de la izquierda revolucionaria, el desafío de hacerse parte sin ningún sectarismo de este progresivo fenómeno, pero sin ceder a la política de su dirección, sino marcando a cada paso los límites de ésta, con miras a que la vanguardia obrera y popular tienda a superarlos.”
El movimiento actual en defensa del petróleo es un movimiento con un programa y propósitos burgueses. A diferencia de la LTS, nuestra defensa clasista de la industria energética nacionalizada se basa en la revolución permanente trotskista: la necesidad de que la clase obrera se ponga al frente de la nación oprimida en lucha por la consecución de sus demandas democráticas —particularmente la emancipación nacional frente al imperialismo— en contraposición a todas las alas de la burguesía nacional mediante el derrocamiento revolucionario del capitalismo (ver “¡Abajo la reforma privatizadora de Pemex!”, p. 1). Los genuinos trotskistas luchamos por que la clase obrera rompa con AMLO y el PRD y adquiera conciencia de sus propios intereses de clase y de la necesidad de su propio partido revolucionario. En tanto la poderosa clase obrera mexicana siga atada a su propia burguesía nacional-populista, jamás se detendrá el círculo vicioso de regímenes populistas y neoliberales, de dictaduras militares sangrientas y planes de austeridad hambreadores, de demagogia nacionalista y opresión imperialista que ha esclavizado a América Latina y todo el mundo semicolonial a lo largo del siglo XX y hasta hoy. Pero, para la LTS, todo esto es “sectarismo”.
En otro artículo del mismo periódico, la LTS se lamenta:
“Las organizaciones sindicales opositoras y democráticas, aunque sus dirigentes son en muchos casos parte del PRD y la CND (e incluso tienen curules), no han buscado que las organizaciones participen como tales; de esta forma, los trabajadores son parte del movimiento sólo a título individual, quedando diluidos en las movilizaciones convocadas por la CND y AMLO y sin poder poner en juego su poderosa fuerza social.”
A esto se reducen sus balbuceos sobre “independencia política y organizativa”: para la LTS el problema fundamental no está en que los dirigentes de los sindicatos “opositores y democráticos” (¡sic!) sean “parte del PRD”, sino en la contradicción de que, siéndolo, no movilicen a sus bases en apoyo a AMLO. A este tipo de dirigentes sindicales los marxistas genuinos los llamamos lugartenientes del capital en el movimiento obrero. Sus intereses no son los del proletariado, sino los de una capa pequeñoburguesa que obtiene sus privilegios de su posición al frente de las organizaciones obreras, a las que encabezan con base en un programa burgués. Estos dirigentes procapitalistas sólo movilizan la fuerza social del proletariado en la medida en que ven sus propias prerrogativas amenazadas. Los trotskistas luchamos por forjar una dirección revolucionaria para remplazar a estas burocracias —tanto las perredistas del SME y la UNT como las venales burocracias priístas, como la del sindicato petrolero, que apoyó la reforma privatizadora y es un aliado prominente del gobierno panista—, por transformar a los sindicatos en órganos de la revolución proletaria. En cambio, la LTS, “sin ningún sectarismo”, prefiere tratar de presionarlas, para que a su vez presionen a AMLO, quien quizá algún día administre el capitalismo mexicano.
El GAR: Mitomanía nacionalista “impecable y diamantina”
El GAR es una organización estudiantilista de reciente formación que por alguna razón se hace llamar trotskista, pero cuya política nada tiene que ver con el marxismo proletario internacionalista; su política es puro y simple populismo radical nacionalista. El GAR no escatima muestras retrógradas de indignación nacionalista, como su condena a los capitalistas Alfonso Romo, Lorenzo Zambrano y Carlos Slim porque “a pesar de ser Mexicanos [sic], a ellos tres no les importa la nación”, y llama también, de manera muy conmovedora, por “una reforma con un consenso mayoritario de la población”. Esto simple y llanamente no tiene nada que ver con el marxismo. Contrario a los mitos nacionalistas del GAR —al estilo de la “Suave patria” de Ramón López Velarde—, los marxistas partimos del entendimiento de que toda sociedad capitalista está dividida en clases con intereses antagónicos; el proletariado es la única clase con intereses comunes al nivel internacional, incluyendo el interés objetivo de derrocar el capitalismo mediante la revolución socialista. No nos basamos en el “consenso mayoritario de la población”, sino en los intereses de la clase obrera.
El GAR y el GI sobre los sindicatos: La “línea de clases” según AMLO
La premisa para la lucha por la genuina independencia política del movimiento obrero es la defensa de los sindicatos contra el ataque del estado burgués independientemente de la política de sus burocracias. Pero esta verdad evidente está fuera de la realidad alterna del GI y del GAR. Así, el GAR se lamenta:
“Ese es el ingrediente ausente en la política lopezobradorista: un programa con el cual salir a las calles que reorganice a la dispersa clase trabajadora que participa de sus movilizaciones, definiendo un carácter anticapitalista en torno a un asunto tan importante para todos en este país.”
El propósito de López Obrador es avanzar los intereses de la burguesía nacional —su clase—, para lo cual requiere el apoyo del proletariado, al que procura mantener bajo su control a través de concesiones y retórica nacional-populista. Pedir a AMLO que “reorganice” a la clase obrera y se defina “anticapitalista” es como pedirle al papa que defienda a los homosexuales y se declare ateo. El GAR también llama a AMLO a “reorganizar al sindicato” petrolero “y luchar contra la dirección pro patronal”. El del GAR sólo puede ser un llamado por romper el sindicato petrolero. El único interés de la burguesía respecto a los sindicatos es mantenerlos bajo su control a través de las burocracias, si no es que destruirlos de plano. Llamar a un político burgués a “reorganizar” a la clase obrera o a cualquier sindicato no es sólo el colmo de la estupidez reformista, es una traición al proletariado.
Por su parte, y haciendo también causa común con la campaña del PRD mismo contra el sindicato petrolero, el GI dirige sus esfuerzos a tratar de “demostrar” que los sindicatos priístas —particularmente el petrolero— no son sindicatos obreros, sino meras “agencias policíacas de control laboral al servicio directo del estado burgués”. El GI, siempre “radical”, ha dado un nuevo giro a su añeja posición rompesindicatos: ahora las burocracias sindicales priístas no son ya meros policías al servicio de la burguesía, sino, además, patrones capitalistas ellas mismas. Si bien el GAR carece de mayor justificación “teórica”, para el GI, en los hechos, la naturaleza de clase de los sindicatos está dictada por la lealtad política de sus burocracias: si siguen al PRD son obreros, de otra forma, burgueses.
Las elucubraciones “teóricas” del GI tienen el propósito de justificar su negativa rompesindicatos y propatronal a defender a los sindicatos priístas bajo el ataque del estado burgués —como ha sido el caso del sindicato minero y del petrolero en el pasado reciente—. En los hechos, el GI se muestra —en el mejor de los casos— agnóstico ante los brutales ataques antisindicales por la “flexibilización laboral” de las últimas décadas, una posición verdaderamente grotesca. Quien se niega a defender a los sindicatos contra el ataque del estado burgués, así como quien se niega a defender a los estados obreros —China, Corea del Norte, Cuba y Vietnam— contra el ataque imperialista y la contrarrevolución interna (ver “¡Defender a Cuba!”, p. 17), es un traidor, no un trotskista.
Hasta donde nos concierne, la invención de una realidad alterna por parte de los seudotrotskistas no es un problema médico, sino político. No estamos seguros de lo que diría Freud. Pero, ante estos casos clínicos, creemos que el diagnóstico de Trotsky sería claro, simple y breve: menchevismo.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/30/menchevique.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2015.06.26 13:46 qryq Había una vez

Había una vez un país que se negaba a salir de la Edad Media, un país anómalo situado más allá de la razón, en el que mitos y leyendas dominaban los espacios públicos, elevándose cual espíritus incorpóreos por encima de púlpitos, iglesias y catecismos. Había un país donde los curas gobernaban extramuros -y casi todo el mundo lo permitía por acción u omisión-, imponiendo su concepción de la vida, enseñoreándose de la moral y las costumbres de sus habitantes, bien fueran creyentes o ateos, religiosos o agnósticos.
En ese país, aconfesional según su Carta Magna, colegios financiados con dinero de todos adoctrinaban en el culto a una única religión; y pese a que la Iglesia está exenta de abonar IBI a cuenta de sus innumerables propiedades, millones de euros del presupuesto pùblico iban a parar a su sostenimiento económico.
En ese insólito país, trufado de pompas y boato, eran habituales las condecoraciones a personajes de ficción, como las Vírgenes católicas, a las que se les concedían honores terrenales, como el de alcaldesa perpetua a la Virgen de Zocueca en Bailén; o medallas de oro al mérito policial, como la otrogada por el ministro del Interior a la Virgen María Santísima del Amor, de ignota trayectoria en materia represiva.
En ese extraño país casi ningún político se negaba a disfrutar de su posición preferencial en misas y procesiones, siempre en primera fila, siempre arrodillados, siempre diciendo amén. Sus tomas de posesión estaban presididas por la cruz y la biblia, que sustituían al respeto a la diversidad. Y¡ay de aquellos que se negaran a asumir ese rito! Pues corrían el riesgo de ser insultados, como sucedió a un concejal de IU del pueblo toledano de Argés.
En ese país al revés las capillas católicas invadían universidades públicas desde donde los sacerdotes predicaban contra la libertad de las mujeres. Y a quienes protestaban por ese acto anticonstitucional de privilegio, como la hoy concejala de Madrid Rita Maestre, se le perseguía de forma inquisitorial. Pero sucedió que un buen día ese país se liberó por fin de la obligatoriedad de la fe y de su teatro. Y ese fue un día feliz.
submitted by qryq to podemos [link] [comments]


El Papa y los Agnósticos Nosotros los agnósticos DEBATE:¿FUE CONSTANTINO EL PRIMER PAPA? Como evangelizar a un ateo o agnostico en la calle Que es agnostismo? /Diferencias entre agnosticos y ateos Eduardo Verástegui: hablando de fe con un agnóstico en Univisión

¿Qué es el agnosticismo? GotQuestions.org/Espanol

  1. El Papa y los Agnósticos
  2. Nosotros los agnósticos
  3. DEBATE:¿FUE CONSTANTINO EL PRIMER PAPA?
  4. Como evangelizar a un ateo o agnostico en la calle
  5. Que es agnostismo? /Diferencias entre agnosticos y ateos
  6. Eduardo Verástegui: hablando de fe con un agnóstico en Univisión

A propósito de la película Son of God, Eduardo Verástegui fue invitado a un programa de la cadena Univisión para hablar sobre la cinta. El entrevistador es Jorge Ramos, conocido agnóstico y ... Compartiendo el evangelio con chico agnóstico y chica creyente - Duration: 17:33. Testificando Ando 13,266 views. ... Un agnóstico reacciona al evangelio de Cristo - Duration: 17:24. Compártelo con tus amigos, tu comunidad o en tu medio de comunicación católico. ... Discutiendo con un testigo de Jehová - Duration: 11:04. ... Debate entre deísta, agnóstico y cristiano ... Una experiencia de este género le puede parecer imposible a un ateo o a un agnóstico. Sin embargo, no hacer nada significa correr a la catástrofe, sobre todo si se es un alcohólico cuyo caso ... suscribete http://goo.gl/0yjPhS Ahorra y gana compando en con EBATES https://www.ebates.com/r/RIDERM36 publicate en mi facebook https://www.facebook.com/page... The Debate of the century between Pastor and Catholic Theologian - Duration: 1:45:31. Reflexiones del Pastor punto com 30,812 views